domingo, 10 de enero de 2010

Ángeles de la guarda

Transida de ilusión esperando que me cierren el "blog" por piratear fotografías en general foráneas, paso a mirar algo del celebre guión "Burradas y gordas" de la lista de sinde- ministra de cultura- para descubrir que escribe como su propio nombre. Me horrorizo y decido no ponerlo, pero lo podéis buscar.

Bien, esta mujer que presuntamente pertenece por derecho propio a la SGAE, ha decidido rentabilizar su estancia en el ministerio-con minúscula-y pasar a hacer lo que ningún Ministro de Justicia a logrado en éste país: que un juez ordene el cierre de una página en el tiempo récord de cuatro días a partir de la denuncia !Sí han leído bien, cuatro días!

Los delitos económicos suelen tardar hasta 12 años -léase caso Albertos- por poner simplemente un ejemplo. Los jóvenes que dan su entrada para un piso hace años esperan que las obras empiecen o que les devuelvan el dinero. Y no quiero seguir.

Parece que el delito de bajarse música o películas-pagado el consabido canon por el CD o DVD-, es un gran delito cultural. Ahora bien Millet, que robó al Palau de la Música, en un par de meses cumplirá 74 añitos y, por supuesto, ya no pisará ninguna cárcel. Compensará con una ínfima parte de su patrimonio sólo aquellos bienes que un largo juicio demuestre que robó. Quizá muera de viejo antes de tener que devolver ni un duro, o incluso antes de que se consiga una sentencia firme.
Cuando se vio acorralado por las irregularidades decidió escribir una carta de "confesión" que, a pesar de ser la mera punta del iceberg de sus fechorías (hoy la fiscalía ya cuantifica el robo multidisciplinar en más de 20 millones de €) Se trata de un hombre culto que roba de acuerdo a su nivel intelectual y no como yo, que me bajo películas que nadie ve, encima extranjeras.
Así que he encontrado-porque tengo que aclarar que no la he visto- éste comentario sobre el último taquillazo del cine español de cuyo guión es coautora precisamente la ministra Sindescargas.

Dice así la web De Frómista a Kioto:

Me ha pasado como a aquel catedrático que durante la II República aparecía a veces por la facultad de Filosofía anunciando que no podía dar clase ese día por encontrarse “transido de Kant”. Yo, amigos, también estoy transido de Sinde, y perdonen el trabalenguas.

La clave del éxito de esta película es su ortodoxia respecto a los tres pilares básicos que explican el éxito rutilante de nuestro cine actual: Diálogos oligofrénicos, tetas en primer plano y drogas a mogollón. El argumento de Mentiras y gordas está a la altura de las grandes producciones cinematográficas que han hecho historia en el séptimo arte, con unos actores de personalidad arrebatadora y una trama magistral que te mantiene en vilo hasta que aparecen los títulos de crédito.

Básicamente se trata de mostrarnos las apasionantes vivencias cotidianas de un puñado de fumetas analfabetos entre los que encontramos a un gay que quiere perforar a su mejor amigo, una lesbiana vergonzante intentando encontrar su identidad sexual, una gorda deprimida porque su novio quinqui la ha dejado y otras dos chicas que no hacen nada pero enseñan mucho las tetas.

Para redondear el argumento, mientras la trama se va desarrollando en un intenso crescendo con giros magistrales y los espectadores se plantean incesantes preguntas cada vez más angustiosas (¿Se lo montarán estos dos en el retrete? ¿En qué serie de TV he visto yo este culo?), los protagonistas se ponen de pastillas y coca hasta las trancas....(sigue)

Y ésta señora-sic-, es Ministra de Cultura. Yo estoy dispuesta a pagar por el buen cine. Además me puedo bajar una canción de Nacho Vegas sin pagar porque a él le parece bien.

"La gratuidad de la red es una de las pocas válvulas de escape de los mileuristas", he leído y creo que es verdad.

Qué tu creatividad Ángeles, Dios te la guarde, e incluso te la potencie.

(Fotografía A. Fierro, de una instalación de Rebecca Horn"

6 comentarios:

pilar mandl dijo...

¡Eres increíble!, ¡cómo enlazas unas noticias con otras! ¡Lo que se está perdiendo la mejor prensa! (bueno menos la vanguardia y el país a veces)

Muchas graciAS por tanta información.

marcela dijo...

Pilar, tengo un síndrome de pepito grillo, además me gusta que se enteren algunos de cosas que requieren perder mucho tiempo leyéndolas.Que es lo que hago yo. Así, que comparto: eso sí con editorial incluido.
besos

Blue dijo...

Muy bueno, muy bueno...me están entrando ganas de descargar la película, ja, ja.

Besos, Marcela.

marcela dijo...

Blue, te prohíbo como ministra de cultura que no soy, que te descargues "Burradas y Gordas", es perjudicial y parte -no todo-, del cine español debería llevar "El Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Cultura advierten al público en general, que las películas españolas son nocivas para la salud" Y me quedo tan ancha.
Prometo bajo el tejado de la SGAE que no pienso piratear, copiar, pagar o prestar ningún producto que esté bajo su tutela.

J dijo...

Jo, eres admirable, no calles nunca...
Sigue siendo nociva... jajajaja

Besos

marcela dijo...

Gracias J,por tu visita. Y eso de nociva e imagino que es bueno...no?
Un abrazo. También te visito.