martes, 14 de julio de 2009

negocios listos para tontos


En el pasado cuando todo el mundo tenía algo de dinero para gastar, había muchos negocios listos para tontos. Vamos a ver: ¿quién el el idiota que quiere comer a muchos metros sobre el suelo, por muy buenas que sean las vistas?. Pues bien, había empresas que pagaban a sus directivos invitándoles a cenar en una mesa izada con una grúa. Y eso quizás era retribución en especies. Los tiempos están cambiando y muchos de aquellos directivos parece que no lo hacían tan bien, quizás hubiera que haberlos dejado más tiempo suspendidos en el aire hasta que hicieran acto de contrición.
La grúa se ponía en marcha con la mesa para cenar y los ejecutivos dentro en cualquier lugar del mundo. ¿No creen que era una estupidez....?