jueves, 19 de julio de 2012

negocios con cerebro, o no.





Trabajan para vivir, no viven para trabajar. Esa es la filosofía de trabajo de los xxxx. Como apuntan fuentes de Esade, "la mesura domina todas sus acciones en la oficina".
Son sobrios y serios. Nada dados al engaño o a utilizar artimañas o trucos sucios en las negociaciones. "Son tan directos y sinceros, que a veces la primera oferta es su mejor oferta, aunque podrían estar abiertos a ciertas concesiones si las cosas evolucionan bien", comenta Josefina Escudero, directora general de la firma de asesoría en protocolo El Escudero Fiel. Los xxxx son organizados, les gusta definir detalles y planificarse. Las negociaciones pueden ser lentas, porque los suecos son cuidadosos y metódicos. En una lista, como son sistemáticos, siempre irán punto por punto, de manera secuencial.
Raramente un xxxx tomará una decisión durante una primera reunión Los primeros encuentros son para evaluar a las personas, las ideas y las propuestas. Por tanto, debe ser serio al hacer presentaciones y luego tener paciencia, porque probablemente nunca tomarán decisiones importantes en la primera reunión. Ha de mantener una postura dialogante, abierta y constructiva. "Los xxxx son conocidos por su diplomacia y búsqueda de consenso", dice Escudero.
Es normal que una reunión se empiece sin demasiadas introducciones ni preámbulos. Tampoco son demasiado dados a la superficialidad y si hay algo que detestan, es perder el tiempo, así que hay que ir a las reuniones preparado y con objetivos claros. Hay que evitar las reuniones o presentaciones demasiado largas, mejor que sean cortas y claras.
Al negociar, se pueden dar periodos de silencio que pueden resultar extraños o incómodos para los extranjeros. Si no hay mucho que decir, es posible que no digan nada. No hay que confundir el silencio con una falta de interés o entendimiento. "Tenga en cuenta que para los empresarios xxxx no existen jerarquías, sus relaciones se basan en la modestia y humildad", recuerdan fuentes de Esade. Y no olvide ser puntual.
(xxxx=suecos)


En España los empresarios piden subvenciones al gobierno, sus fracasos los pagamos entre todos, sus beneficios los colocan en un paraíso fiscal, piden siempre reformas laborales, tienen una chulería inmensa, hacen sus negocios en los palcos de los estadios deportivos, cazando, o en barrera de los toros, las secretarias están siempre disponibles, en los consejos de adminisraacción hablan de campos del golf y restaurantes tres estrellas michelin, hacen autopistas cerca del trazado de las autovías que son gratis, no piensan en que un endeudamiento exagerado hunde las empresas en tiempos de crisis.  Piensan que el Ministerio de Fomento les contratará más y más y más, porque pagan a xyxz.
Todo esto es así,  pero no son todos, como explican los bienpensantes de los políticos (sic), hay algunos que son honestos (presuntamente).


En tiempos pasados, recién acabada la guerra cívil las empresas contaban con la inestimable ayuda del Estado. Si una empresa se declaraba de interés público-y se declaraban todas las grandes empresas- el terreno en el que decidían instalarse se expropiaba por decreto, estaban exentas de pagar impuestos durante quince años, y en el caso de no obtener beneficios se les subvencionaba anualmente el 3% de la inversión, la huelga estaba prohibida, y los sindicatos eran verticales.
Después de casi 90 años, seguimos parecidos.


El rescate está próximo y me alegro, porque la soberanía está secuestrada y encerrada en el Parlamento ahora custodiado, para proteger a los secuestradores. Yo no votaré jamás, porque no tengo síndrome de Estocolmo, pero sin embargo si quiero ser sueca.

7 comentarios:

Genín dijo...

Yo no, prefiero seguir siendo asturiano, que también tenemos cualidades x...jajaja
Besitos y salud

Temujin dijo...

Yo algunas veces me hago el "sueco", aunque le llame la "postura del nordico"... ¿estaré intervenido?

marcela dijo...

Genin, eso de la soberanía me suena muy monárquico, en un mundo globalizado, la independencia solo es posible en tu casa...y si vives solo.Pero bueno, puedes ser asturiano o de donde te plazca. Un beso

marcela dijo...

Temujin, creo que estas intervenido y pronto estaremos muy convalecientes, enfermos de larga duración. Un abrazo

India dijo...

"Es normal que una reunión se empiece sin demasiadas introducciones ni preámbulos. Tampoco son demasiado dados a la superficialidad y si hay algo que detestan, es perder el tiempo..." sólo una puntualización, y es que de no hacerla, me parecería que se deja que parezcan perfectos... en la superficialidad se queda el que sólo ve superficie y piensa que pierde el tiempo, porque si dejas perder el tiempo, es tanto responsabilidad tuya como del que tienes en frente...
Para todo lo demás... sigo con mi casa que es mi único reino ;-)
Aaaaachuchones!!!!!!!!

PeterPank dijo...

El empresario que pide dinero sea lo que se quiera, pero no es un empresario. Un empresario es otra cosa. Alguien que no pide sino que con lo que tiene crea y de ahi hacia el infinito. Esos que llamais empresarios a la sobra del pdoer son pícaros de nivel 3 en el sistema de prevendas actual. es decir: gentuza.

Blue dijo...

Yo, como soy gallega, puedo decir "depende", es un comodín que no falla, ja, ja.
Besos, Marcela, ya me vuelvo a conectar.
;-)