jueves, 12 de julio de 2012

grandes mentiras y cuentas de cuento



Los atenienses diferenciaban entre "idiotas" y ciudadanos. Los idiotas son egoístas, centrados en ellos mismos, "no entran en política"; los ciudadanos se hacen mediante la educación y la participación en los asuntos públicos (res-publica). Nuestro sistema de gobierno es evidentemente una "Idiocracia". La impunidad, la inmoralidad, la corrupción, el nepotismo, el capitalismo de "amiguetes" del que disfrutan nuestras "elites" son enteramente culpa nuestra porque lo permitimos.


No hay ciudadanos en España, hay "idiotas", "supporters" de tal o cual partido, empresas subvencionadas y prensa que se entera cuando la crisis es quiebra.
 Sólo exigimos cuentas al contrario pero no a los nuestros. ¿Nos extraña aún porqué Fabra sigue siendo presidente de la diputación de Castellón? Por nuestra idiotez. En la Francia pre-revolucionaria circulaba una caricatura del Tercer Estado (nosotros) llevando a caballito a un noble y un cura. Hemos progresado desde entonces, Ahora cargamos con un cura, un diputado autonómico, un congresista, un senador, varios concejales y desde "lo de ayer" también a un banquero. Diogenes hoy necesitaría algo más que un candil para encontrar un ciudadano.


Cayó el muro de la vergüenza y cómo es lógico y con él, la vergüenza misma. No es que esto "vaya mal" como dice en su magnifico libro -"Algo va mal"-, el tristemente fallecido Tony Judt. Es que va peor. Los datos son irrefutables.Thatcher dijo en su día que la sociedad no existía. Exacto. A eso vamos. Los ricos cada vez más ricos los pobres cada vez más pobres. La jungla de asfalto.¿La City preocupada por el asunto Barclays? Ya verás lo que tarda la prensa subvencionada en echar tierra sobre el asunto y desviar el centro de atención hacia otras cosas.


Por todo el país, las familias que habían oído las noticias se miraban entre sí y decían "Dios mio", o "cual será la próxima" y "me rindo"; antes de embarcarse en una velada viendo la televisión, o en una  comida caliente, o en una excursión al bar a discutir las medidas, o en una velada en la sociedad de corifeos quejosos.
Por todo el país los ciudadanos se echaban la culpa unos a otros por todo lo que iba mal: los sindicatos, el gobierno, los mineros, los obreros del sector del automóvil, los hombres de la mar, los árabes, los irlandeses, sus propios maridos, sus propias esposas, su propio y perezoso vástago que no servia para nada, la educación integrada.
Nadie sabía de quién era realmente la culpa, pero casi todo el mundo se las arreglaba para quejarse enérgica y justamente de alguien; sólo unos pocos estaban sumidos en un honorable silencio.


Aquellos que durante hace más de veinte años se habían quejado del aumento del coste de la vida, de la burbuja financiera, de un país poblado de nuevos ricos, ahora tenían la elegancia de desear haberse ahorrado el aliento para enfriar sus quejas, porque aquel que se queja una vez se queja siempre, así que los que más se habían quejado cuando todo el mundo decía que no  había nada de que quejarse, disfrutaban ahora de lo lindo, y simplemente esperaban.


Ya había descartado el sentido común, el tiempo me ha convertido en una jacobina. Y dirán: ¿ por qué llevo tiempo sabiendo que la deuda era impagable? simplemente porque las cifras que dan o daban eran siempre falsas, así que busco y encuentro lo más cercano a la verdad. Hace tiempo que encontré que debemos cerca de un billón de euros, que multiplicado por un 7% de intereses da lo que da: impago.
Como decía Groucho: ¿ a quién voy a creer a mí o a mis ojos? sencillamente leo y veo.
Estamos en la primera fase del rescate-tutela. Rajoy dice que él no quería hacerlo y Rubalcaba contesta que él tiene mejores soluciones. La mentira siempre ha sido un arma de destrucción masiva.

12 comentarios:

Blue dijo...

Entro para decir algo, pero creo que quedaba mejor como estaba: Sin comentarios.
Marcela, deixo o mar pola veiga, al revés que Rosalía...e que chova!
;-)
Besos.

Frankie dijo...

El "debemos" es la mayor falacia que nos quieren colocar. Sencíllamente, unos cuantos cabrones han jugado al Monopoly, han perdido y han echado mano a lo público -lo de todos- para pagarle a la Banca, ya sea alemana o en forma de Hedge Founds, esa perversión en forma de entidad virtual devoradora del bienestar.

Besos jacobinos.

marcela dijo...

Blue, quieres decir que ya ni esperas que llegue el calorcito...? ¿o es que vas de vacaciones a esas aldeas maravillosas en las que debemos ir a vivir?
Besos.

marcela dijo...

Frankie, han jugado al monopoly unos cuantos pero otros tantos han jugado con el dinero de todos gastandolo a manos llenas. La caja no estaba en buenas manos, yo iba ala farmacia comprar medicamentos- soy crónica y por no ir a por las recetas me las pago, no son muy caros- bueno alucinaba del personal cada uno que pasaba delante mío recogía más de diez recetas. Todas ellas casi siempre tenían algún tranquilizante o hipnótico, además de todo tipo de anti-ácidos.
Me pregunto ¿ de verdad la gente con una economía boyante estaba tan malita y necesitada de anti-depresivos carísimos?
Me asustaba el ritmo de todo, y cuando cmentaba me decían que es que todos los gastos eran por el estado del bienestar (sic)
Bueno, además hubo muchos ratos que jugaban con las cifras y luego llegaban muy alto.
Un beso

c c Rider dijo...

que no te tachen de jacobina y menos los papadores de san jacobos

marcela dijo...

C.C. Rider, soy jacobina pero sin llegar a pedir la guillotina. mejor un san jacobo. Pero ganas, !ay, ganas!
un saludo

Blue dijo...

Marcela, sí, parece ser que el calor, por fin, llega el lunes, pero justo ese día ya espero estar debajo de un "castiñeiro".
;-)
Besos.

Temujin dijo...

La solución es sencilla, no pagar y pedir responsabilidades, así de sencillo. Los que nos dejaron el dinero, tampoco debían ser muy espabilados ¿no?...

marcela dijo...

Temujin,espabilados eran, lo que no fueron profesionales. Los bancos siempre han tenido un departamento de sistema de riesgos, pero llevados por su codicia y su incapacidad creyeron que más es mejor. Si Madoff acabó en la cárcel es porque estafó a los ricos.
Besos, se trata de eso: de pedir responsabilidades.

J. dijo...

Hace meses, muchos meses, escribíamos sobre lo que vendría. Entradas y entradas que compartíamos y comentábamos sobre crisis dirigidas que sobrepasaban el puro ámbito económico, sobre estrategias financieras con inevitables consecuencias sociales. Después, en los papeles oficiales, se empezó a hablar de "desaceleración" y demás eufemismos.

Yo voy dejando como puedo este vicio de abrir los ojos, y mi empeño se va focalizando en apuntalar bien mi casa, cuidar del pequeño huerto que me da de comer, y querer mucho todos los días a tres o cuatro personas.

Unas veces coincido contigo, otras no. Todas aprendo.

marcela dijo...

J, tienes toda la razón hay que abandonar lo que ya se conoce y comenzar por vivir lo mejor posible, rodeado de aquello que te gusta. Nos vamos a volver más sabios y quizás, haya que abandonar la información por el conocimiento.
Besos y feliz verano.

pilar mandl dijo...

Pero que buenisima eres Marcela!!! Lo que me rio leyendo tu clarividencia... Que buena!!!!!!!!