viernes, 6 de enero de 2012

pensamientos que me hacen pensar


Jacques Rancière habla de las contradicciones de la democracia. Dice que lo consustancial es que el sistema está pervertido desde dentro. Se da una oposición entre el principio democrático y las formas de Estado que nos gobiernan. Se llaman democracia, pero de hecho son oligarquías en las que el poder queda acaparado por un grupo muy reducido de notables que trabajan en simbiosis con las oligarquías financieras y piden al pueblo cada cuatro años que confirme periódicamente ese poder.
Rancière explica que en sentido literal la democracia es justamente lo contrario, es el poder de los que no son especialistas del poder, es la puesta en práctica de un poder que puede ser y debe ser, el de cualquiera.
Según el filósofo el orden dominante opera dividiendo a la humanidad en dos: la élite y el número, los que hablan para expresar un pensamiento y los que hacen ruido con la boca. Por ello la emancipación social fue primero una emancipación intelectual, la afirmación de que la inteligencia es una propiedad común. La emancipación y la igualdad es cualquier sujeto que se esfuerce en poner en marcha una inteligencia que es la de cualquiera.
Lógicamente, si el poder democrático está corrupto se preocuparán muy mucho de que la inteligencia no haga acto de presencia. De ahí las castas gobernantes, que se reparten periódicamente el pastel hasta la obesidad mórbida. De eso está enfermo el sistema, de lo que come y no quema.
Son simplemente equipos de fútbol que juegan entre ellos, en los que ya sólo creen sus "hooligans".

15 comentarios:

Genín dijo...

Ya ves, tu y yo hablando de lo relacionado con la comida en nuestras entradas...jajaja
¿Te suena la Cuesta Aldapeta y el colegio de los Marianistas? Ahí estudié yo de niño...jajaja
Vivía en la calle San Barlomé, paralela a San Martín, cerquita de la rotonda de la Perla, en la Concha...
Besos y salud

fiorella dijo...

Pero que interesante!!.Me puse a buscar y hay montón de cosas de Raciere. Me gusta cuando me topo o me topan,en este caso vos Marcela, con estas ideas que me rondan muchas veces,pero si mucha forma. Les dejo algo que encontré y que está muy bueno. Bueno por lo claro y entendible que resulta. Vale más que la pena leerse algo de este señor, ilustre desconocido hasta ahora para mí. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=93321

fiorella dijo...

Genín, de nombre de calles no me acuerdo, pero si conozco La Perla, La playa de la Concha...El vasco que me hizo conocer eso y más aún de esas tierras,vivía cerca de donde vos decís y me contaba que en invierno cuando el mar azota la costa retumbaba en su casa, su cama temblaba. Un beso

Genín dijo...

Fio:
Es que decía Marcela en mi blog que era Donostiarra, y yo de niño me crié allí, y ahora tu dices eso, definitivamente el mundo es un pañuelo...
Besos y salud

Blue dijo...

Esa imagen de la obesidad mórbida me da vueltas en la cabeza.
¿Cual será la solución, dieta o cirugía?, es que veo que comen, comen, comen, y no revientan nunca.
;-)
Besos.

marcela dijo...

Genín, me imaginé que eras de los marianistas, no sé por qué pero te veo muy de allí, pero recicladopor estancias por el mundo.
Yo también viví en la Calle de San Bartiolomé ¡no es increíble...?
Salud sobre los besos todos los que necesites.

marcela dijo...

Fiorella es un tipo interesante, lo que me gusta voy subiendo aquí, para que sea un servicio al bien común, jejeje. Me encuentro en un reducto pequeñito de casa, que está como la casa tomada de Cortazar.
Estoy un poco agobiada, porque miro, remiro y me voy...He estado en Palma y ha sido agradable.
Besos

marcela dijo...

Fiorella el mar en las mareas de Noviembre es un espectáculo. Hoy he encontrado una foto que te la voy a enviar.
Besos con envidia de churrasco.

marcela dijo...

Blue, es una imagen que se me ha venido a la cabeza porque la idea que tengo de todos ellos es su glotonería, lo quieren todo y aún cuando les veas delgados están atorados de colesterol mental.
Un beso fuertísimo.

José Antonio del Pozo dijo...

¿crees, Marcela, que la inteligencia es una propiedad común? Puede!, y que con la telebasura quieran extirparla del todo. Eso sí, la democracia es por sí imperfecta, sólo las dictaduras son perfectas: véase las coplas y la llantina colectiva en Corea a la muerte del Padre de la Patria
saludos blogueros

marcela dijo...

José Antonio, creo en ello sí, y creo que la manipulación de los sistemas fascistas no llega a ser tal, sino que es simple y llanamente terror.
Es así. Hasta que no se vive en una, hay personas que niegan las dictaduras de izquierdas.
El mejor afrodisiaco y el último, es la inteligencia.Y debe ser común e incluso diría que solidaria.
Un abrazo

Temujin dijo...

Es cuando menos gracioso, (por no decir otra cosa), cuando hablan de democracia los partidos que recientemente han impedido (con una ley que exige avales a los nuevos partidos) de facto la creacion de nuevos partidos. Es chistoso ver como indultan a banqueros o como los bancos les "condonan" deudas, como defienden las listas cerradas llenas de apesebrados del partido.
Es curioso ver una nueva casta de personas cuya única triste y lamentable vida es vivir de la política, silenciando y apoyando de facto, auténticos crímenes contra la voluntad del pueblo como sistemas electorales injustos, como que los bancos no paguen impuestos de transmisiones cuando embargan pisos etc, etc etc...
Nunca la democracia ha sido utilizada de forma tan torticera. Un saludo.

Frankie dijo...

Básicamente y a lo que veo, la democracia actual nos querrá siempre bastante bobos. Es también lo que decía Chomski -dejando aparte su extrema parcialidad- en "La amenaza democrática": el riesgo que supone para las élites que la ciudadanía (lo de masas suena feo, oig) quiera participar. Has subido reflexiones jugosas.

Besos.

Besos.

Desclasado dijo...

"Son simplemente equipos de fútbol que juegan entre ellos, en los que ya sólo creen sus "hooligans".

Pues eso...

Beso.

el maquinista ciego dijo...

Muy bueno! No conocíamos en el tren a Ranciére, le buscaremos en alguna estación...
...me recordó al Ensayo sobre las libertades de Raymond Aron, que en sus conclusiones finales dice con gran (y terrible) razón que ‘...el dogmatismo del liberalismo se opone al dogmatismo de la democracia. Éste pone el acento sobre el modo de designación de los gobernantes y el modo de ejercicio del gobierno; aquél, sobre los objetivos que el poder debe fijarse y los límites que debe respetar. Pero, en todos los campos –igualdad social, distribución de la renta, influencia en los asuntos públicos- es imposible considerar una instancia como liberadora y otra como opresiva. Según las circunstancias, el individuo tendrá el sentimiento de deber tales libertades, exactamente definidas, a tal grupo o a tal otro, a sus propios derechos o al poder de su sindicato o de su partido’........lo peor de todo es que, a menos que nos pongamos a estudiar y trabajar conscientemente sobre ello, deberemos nuestra 'libertad' a quien menos esperamos..............

Un abrazo, me uno si me lo permite a su Sociedad Limitada ;))