lunes, 9 de enero de 2012

rostros de titanio en una españa de plomo (1)

Domingo Parra, ex director general de Banco de Valencia (Bancaja). Pactó una indemnización por su salida de 7,5 millones.
José Luis Pego, ex director general de Novacaixagalicia. Pactó el pago de 10,8 millones en concepto de indemnización y pensión - CincoDías.com

José Luis Méndez, ex director general de Caixa Galicia. Ha recibido una pensión de entre 15 y 20 millones.
Manuel Escribano, ex director general de Caja Segovia. Se prejubiló con una pensión pactada de 6 millones.
Ricard Pagés, expresidente de Caixa Penedes. Contaba con un plan de pensiones de 11 millones
Juan Salido, ex director general de Cajasol (Banca Cívica). Se prejubiló con una pensión de 950.000 euros.


En el Halcón Maltés, se persigue la estatua de ese animal que creen de oro y que resulta ser como los sueños: de plomo. En la banca pública española los halcones de hacen de oro, y la flecha de los inspectores del banco de España, apuntan a las palomas de Cibeles.
El personal del Hotel Hilton de Toledo conocía a la perfección a la cúpula de Caja Castilla La Mancha (CCM). Hasta que la entidad fue intervenida, en marzo de 2009, su presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, y su director general, Ildefonso Ortega, eran dos de los mejores clientes del restaurante del hotel. Allí agasajaban a empresarios y políticos con "el mejor arroz al senyoret de la meseta castellana". Tras la comida, una Visa Oro de la caja pagaba la cuenta y varios coches oficiales esperaban a la puerta.
Las facturas abultadas en hoteles de cinco estrellas y restaurantes de lujo, los billetes de avión en primera clase, la compra de obras de arte, los carísimos viajes de incentivos... fueron el pan nuestro de cada día para unas entidades que se han convertido en la principal víctima de la crisis en el sector financiero.
Los gestores, protagonistas de estos dispendios y responsables de la mala gestión (tres cajas han sido intervenidas -CCM, Cajasur y Caja Mediterráneo- y otras tres han sido nacionalizadas -Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim-) lejos de ser castigados, han recibido generosas indemnizaciones.
Los señores de la banca pública ! enteraros indignados ! han sido unos grandes gestores, por eso se les premia;  los señores del anterior gobierno han sido unos grandes administradores por eso amañaban las cuentas; los señores (sic) del nuevo gobierno hablaban de traspaso de poderes exquisitos. Teniendo grandes economistas (sic) y grandes directivos de empresas en ruina, no sabían lo que todos los periódicos daban por hecho (bueno, algunos) que el dinero que hacía falta para el sitema financiero (eso sí: el mejor del mundo) era de más de 60.000 millones, que la seguridad social estaba en déficit, que las autonomías empezando por Valencia, estaban en quiebra y que debido a sus altos grados de conocimiento Elena Salgado se despidió con un gran artículo (¿escrito por ella?) en el que analizaba cosas en las que participando, le parecían un "poco mal".
Decía Maquiavelo que las malas noticias hay que darlas de una vez. Así que insisto en que al venirse  la economía abajo, lo mejor es que se les preste a los bancos para que saneen sus balances y sus rostros impenetrables vayan a comer marisco y a jugar al golf para que no se estresen. Grecia caerá, además de Hungria e Italia y España, se pongan como se pongan. Y casi mejor que caigan, porque así nos quitaremos ésta yenka de pasito que te recorto, pasito que te dejo en cueros.
Pagarán en efectivo los que tienen esos mil euros, y los que no los tienen pagarán a tocateja. Porque pagar, pagaremos los de siempre, en efectivo y con recargo.
Menos mal que el fin del mundo parece que está próximo y voy a pasar lo que resta sin producir por incentivos.

6 comentarios:

Temujin dijo...

Lo cojonudo es que se permita estos desmanes e incluso se alienten, aquí nadie es responsable de nada...
los responsables de la economía europea son lacayos y cómplices de la crisis, encima les vemos como salvadores. Jamas volveré a pedir un crédito, aunque afortunadamente hice caso omiso al del banco que me decía que pidiese más...

Genín dijo...

Corruptos, mafiosos, pero imbéciles no son, nosotros currantes pobres y honrados, pero lo consentimos todo, ergo somos gilipollas, está claro...
Besos y salud

MARIAN dijo...

lo peor es sentirse gilipollas y no poder hacer nada, ver como roban delante de tus narices, miestras tenemos cada vez menos dinero. un vergüenza.
saludos
marian

David dijo...

Ayer en un periódico gratuito de estos (20 minutos, creo que era) hablaban de los sueldos de los directivos de las cajas y bancos.
Los dos co-directores de Banca Cívica creo que cobraban como 0'9 millones al año. Me hizo gracia ese civismo por su parte.
En fin...
Esto es de traca. Pero ya sabes que no me gusta mucho hablar de esto. Me pongo malo y prefiero no caer en improperios...
Y... bueno, no tiene mucho que ver con lo que comentas por aquí. Pero gracias por la información en el blog de Blue
Un abrazo.

c c Rider dijo...

Tu labor es necesaria. Acabo de publicar en mi facebook tu entrada, sobre pensamientos que hacen pensar"...

Una cosa, llevo dos días sin poder cometar en partisana,sobre la fotografía, simplemente quería hacerte saber de otra entrada, del 9 de enero, de Mi siglo. El enlace si quieres lo encuentras en mi blogRoll.

Un abrazo.

Blue dijo...

Marcela, no sé que pasó con esta entrada, que no se actualizó en mi blogroll y veo que es del día 9.
No sé, es una noticia tras otra, una vergüenza tras otra, un robo tras otro...uno ya no sabe qué hacer. si realmente no podemos hacer nada por cambiar esto, casi era mejor no saber nada para no avinagrarse.
Besos.