martes, 20 de diciembre de 2011

consejos para no ser batracio


El ensayista, periodista y feroz polemista Christopher Hitchens murió hace dos semanas, a los 62 años, después de un cáncer sobre cuyo tratamiento él mismo escribió copiosa, conmovedora y agudamente. 
Quiero destacar sus increíbles consejos, por ser algunos de los que han guiado mi vida, y los que no sigo sin duda voy a tomar nota, porque al contrario que otros que desde su marasmo intelectual se alían con el poder, el fustigó lo mismo a los unos, que a los cualquiera.

Hay gente inspiradora- poca- pero aún así, si te encuentras con un libro de Hitchens, léelo porque aprenderás por qué vivir en contra de lo establecido sea de cualquier signo que sea, es difícil. Es mucho más simple tener una ideología, y pertenecer a un partido-club sin cotizar incluso teniendo carnet. Es mucho más fácil estar convecido que si tienes una idea, lo mejor es darle vueltas a la misma para ver si alguna neurona se pone en funcionamiento.

Y aquí os dejo algunos consejos que dejó en su texto "Para un joven disidente"

...Cuídate de lo irracional, por seductor que sea. Rehúye al “trascendente” y a todo aquel que te invite a subordinarte o aniquilarte. Recela de la compasión; prefiere la dignidad para ti mismo y para los demás. No tengas miedo de que te consideren arrogante o egoísta. Imagina a todos los expertos como si fuesen mamíferos. Nunca seas un espectador de la iniquidad o la estupidez. Busca la discusión y la disputa por sí mismas; la tumba suministrará cantidad de tiempo para el silencio. Sospecha de tus propios motivos y de todas las excusas. No vivas para los demás más de lo que esperases que los otros vivieran para ti.
Te dejaré con unas pocas palabras de George Konrad, el disidente húngaro que conservó su integridad durante unos tiempos crepusculares, y que sobrevivió a sus perseguidores escribiendo Antipolítica y El perdedor, y muchos otros ensayos y ficciones lapidarios. (Cuando, tras la emancipación de su país y su sociedad, fueron a ofrecerle la presidencia, dijo: “No, gracias”.) Escribió esto en 1987, cuando el amanecer parecía muy lejano:
Busca una vida vivida más que una carrera. Refúgiate en el buen gusto, La libertad vivida te compensará de unas cuantas pérdidas... Si no te gusta el estilo ajeno, cultiva el tuyo. Llega a conocer las mañas de la reproducción, sé tu propio editor incluso cuando conversas, y el placer del trabajo llenará tus días.
Que así sea contigo, y que conserves la pólvora seca para futuras batallas, y que sepas cuándo y cómo reconocerlas.



9 comentarios:

Genín dijo...

Lo malo es que hay pocos tios así,de todas maneras prefiero estar como yo estoy, vivo y no como el, muerto...
Ya se que nadie tiene la culpa de morir de un cáncer,(Bueno, algunos si) ni yo tampoco...jajaja
Besos y salud

Blue dijo...

Marcela, ¡que pamela!, ja, ja.
Me encantó eso de que "la tumba suministrará cantidad de tiempo para el silencio".
Cuando salgo a hacer deporte también pienso que ya habrá tiempo para el parchís, ja, ja.
Besos.

Frankie dijo...

Unas reflexiones soberbias. Quien pudiera, además de reflexionar así (cosa no tan imposible si lees y te cultivas un poquito) encarnar ese estilo de vida en la sociedad que vivimos.

Feliz 2012, Marcela

Blue dijo...

Feliz 2012, Marcela.
Resistiremos con idioteces y si hace falta con parvadas, ja, ja.
Un abrazo.

David dijo...

¡Feliz año, Marcela!
Un abrazo.
PD: Sí, ya sé...Las felicitaciones y estos deseos igual pegan más en los otros blogs que tienes que en el de la idiota...pero bueno (que valga para todos ;-) )

marcela dijo...

Feliz año a todos, gracias por vuestra amistad y cariño.

fiorella dijo...

Feliz 2012!!!. Siempre con sorpresas como estas, no lo conocía..Un beso

c c Rider dijo...

Aún hoy leo tu entrada, no sin tiempo, esta semana recorreré como un disidente por la ciudad.

Saludos.

Desclasado dijo...

Muy bueno este tío, no tenía ni idea de él.
Feliz año, Marcelita.