miércoles, 16 de diciembre de 2009

una prisión con vistas





Hohensinn es un arquitecto que construye creyendo en la dignidad de los que van a habitar sus construcciones. Es el artífice de uno de los centros penitenciarios más sofisticados del mundo, situado en la localidad austríaca de Loeben y que, con sus espacios verdes, sus coloridas estancias para ocio y sus paredes acristaladas, rompe con la estética asfixiante de la prisión tradicional.
La privación de libertad es pena suficiente. A partir de ahí, es importante que a través de la calidad de la construcción no se arranque a las personas de la vida normal, puesto que con ello se logra también una mejor reinserción social-, justifica su arquitecto.
Verdaderamente la prisión es una y única, porque de otro modo, la cantidad de personas de cualquier nacionalidad que cometerían un hecho delictivo en Austria con tal de tener una apartamento de soltero tan apañado, serían miles.
(fotografías del estudio Hohensiin)

6 comentarios:

pilar mandl dijo...

En fin... me has dejado sin palabras, depende cómo lo mire. Si el que va a ocupar la estancia ha hecho algo a algún ser querido no sé si sería suficiente justificación creer en la reinserción social...

Ya te echaba de menos :-)

Un beso

Blue dijo...

Todos los arquitectos creemos en la dignidad de quienes habitan cualquier espacio. Son los que promueven (particulares,instituciones, etc...) los que no lo tienen tan claro. Pero no me hagas hablar de política que me altero. Tu sí, que lo haces con gracia y salero. Yo no. A mí me "excitan" :)

Besos, Marcela.
Yo también te echaba de menos.

marcela dijo...

No hay nada que me guste más que las afinidades y lealtades, así que pensar que me habéis echado de menos para mí es lo más.
Y dejando aparte mi lado minimalista- que lo tengo,aunque en vías de desaparición-, os digo "lo más es más".
La prisión es austriaca, y ya sabéis el lado oscuro de los austriacos, pero es verdad qué los arquitectos son muy prepotentes y dicen lo de la dignidad si coincide con el diseño del edificio que les da o creen que les da; dignidad, fama, y pelas a ellos.
Un post que tengo pendiente es el de ego-arquitectos y ego-cocineros.
Un beso queridas.

marcela dijo...

Pilar la mejor reinserción para alguno que ha atentado contra un ser querido es que esté muy lejos, y a ser posible encerrado.
Y para todo aquél que hace daño.
Besos

TSI-NA-PAH dijo...

Siempre interesante tu blog,aunque no comente ,leo asiduamente.
Saludos

marcela dijo...

Yo también me paso por el tuyo, y veo músicas que utilizo para soportar el hastío diario.
Un saludo Tsi-na-pah