jueves, 26 de noviembre de 2009

otra burbuja: ahora Dubai

Image and video hosting by TinyPic


Parecía normal en éstos tiempos; una ciudad surgida de la nada, en medio de un gran desierto y al borde del gran lago turquesa que es el Golfo Pérsico. Un sitio donde proponían: más alto, más fuerte, más hortera.
El guiness de los récords imaginables: la torre más alta del mundo; la pista cubierta de esquí más larga; el hotel más lujoso; el centro comercial con más tiendas; el yate más caro; la casa más ornamentada; el lugar con más grúas de todo el planeta ( y con más cemento); la mayor concentración de millonarios por metro cuadrado. Y así.
Yo siempre quise ver cómo es la realidad más irreal. Lo cutre de todo el dinero del mundo.

Dubai -como los otros seis emiratos que conforman Emiratos Árabes Unidos- es una autocracia regida de manera hereditaria por una familia. Más bien, una plutocracia. El miércoles, uno de los mayores orgullos del emirato, el sueño de unas paradisíacas islas que nos prometían repletas de villas y de hoteles de lujo pareció desaparecer en las aguas del Golfo.

Dubai World, la empresa detrás de Palm Jumeirah y World Islands, pidió una moratoria de seis meses para pagar parte de su deuda, que asciende a 60.000 millones de dólares .Los miles de millones en bonos islámicos, a punto de expirar en diciembre, serían devueltos en mayo de 2010. La compañía es propiedad del Gobierno o, lo que es lo mismo, de la familia Al Maktoum al completo. De los siete emiratos que conforman este país del tamaño de Andalucía, sólo cuentan en realidad Dubai y Abu Dhabi. Dubai tiene el nombre. Abu Dhabi, el dinero.

Allí se produce el 10% del petróleo mundial. Pero es Abu Dhabi el que posee el 95% del oro negro. Por eso anoche la pregunta que se hacía el mercado era ¿por qué Abu Dhabi no ayuda a Dubai, como ha hecho tradicionalmente? Es bien conocido el gesto del fundador del país, el jeque Zayed al Nahyan, que compró el Burj al Arab, el hotel más lujoso del mundo, por el simbólico precio de un dirham.La deuda de Dubai World se podría pagar si el jeque Mansur al Nahyan, con una fortuna calculada en 50.000 millones de euros, de apenas 40 años, y que está casado en segundas nupcias (y por amor, algo extraordinario en estas latitudes) con una hija del jeque de Dubai, pusiera la pasta. Así, todo quedaría en casa. pero perece ser que lo que quieren es que los que pusieron diero en los bonos, paguen, y pierdan. Así son los Casinos, próximamente y en cascada caerán más emergentes, el sistema está que arde. Si les ha dado por decir que se recupera. ¿Cómo lo saben..? Si no vieron nada de nada cuando estaba a punto de estallar.Las burbujas siempre estallan.Dubai ha hecho temblar éste jueves la mayoría de los mercados internacionales. Asia mañana se despertará temblando.
Más de lo mismo: inmobiliaria a lo loco, bancos interruptus.Clientes pagan. Los bancos europeos eran los que prestaban, ahora otra vez les toca.

1 comentario:

pilar mandl dijo...

¡Pero qué bien explicado! ...qué miedo me das...