viernes, 15 de febrero de 2013

presuntos sospechos habituales



Toda protesta política profunda es un llamamiento a una justicia ausente, y va acompañada de la esperanza de que en el futuro se terminará restableciendo esa justicia. La esperanza, sin embargo, no es la primera razón para llevar a cabo la protesta. Protestamos porque no hacerlo sería demasiado humillante, demasiado reductor, demasiado terrible. Una protesta a fin de preservar el momento presente, al margen de lo que nos reserve el futuro.
Protestar es negarse a que te reduzcan a cero y a un silencio impuesto. Por consiguiente, en el momento en que se hace una protesta, si se llega a hacer, ya hay una pequeña victoria. El momento, aunque pase, como todos los momentos, adquiere cierta permanencia. Pasa, pero queda impreso. Una protesta no es principalmente un sacrificio hecho en aras de cierto futuro alternativo, más justo; una protesta constituye una redención inconsecuente, insignificante, de algo del presente. El problema reside en cómo seguir viviendo con el adjetivo inconsecuente repetido una y otra vez.".
(El párrafo es de John Berger y se encuentra en "El cuaderno de Bento”).
 
Berger escribe claro, sencillo y acertado sobre muchos temas, y este es uno de ellos. Pero, por desgracia, el diagnóstico y, sobre todo, los remedios, varían mucho de un país a otro. Nuestro sistema es resistente como pocos en las "supuestas democracias". La clase política y los grandes poderes son prácticamente inmunes: a las protestas y a los fines y las propuestas que las motivan. Están blindados, fuera de la capacidad de actuación y lejos del alcance de los ciudadanos. Fuera de nuestra realidad. La suya es otra. 
¿Cómo vamos a cambiar la nuestra, si la suya sigue siendo intocable? ¿Dónde no reina la corrupción? ¿dónde no reina la corruptela global de un sistema impenetrable? Las voces de la calle se oyen (no se escuchan) desde muy lejos, por los auténticos amos, y sólo durante unas horas de un día concreto. Y hasta la próxima. ¿Les va esto a alterar o motivar para cambiar su estatus, que sería el principio del cambio del nuestro? Desencanto. Saber que, en el fondo, no vamos a poder hacer cosa alguna verdaderamente efectiva. Los hechos y la justicia seguirán en manos de los mismos. Da igual el color de su bandera. Que continúe el siguiente optimista.
Todos escribimos en facebook, en los blogs, pero ellos ladran aún cuando sigamos cabalgando. ¿Y por qué sale ahora toda la corrupción si viene de lejos? Creo que está muy bien que la derecha corrupta aparezca como lo que es, pero es que la dejación de control de la izquierda en el poder durante los últimos ocho años, es vergonzosa. Operaciones policiales por todos lados, y curiosamente ni una sola condena.
Y lo peor es que seguiremos sin verla. Ahora periodistas y tertulianos manejan su asombro de cómo es que estaba pasando todo, y me pregunto ¿ son notarios, o deberían escribir pensando y delimitando sus crónicas ? ¿Se trata simplemente de ir a una rueda de prensa y hacer de altavoz del que emite sus consignas?, o ¿hay que preguntar más allá de lo que quiere publicitar el político o financiero de turno?

Sin duda la palabra más utilizada en éste país es "estamos en un estado de derecho y yo creo en la justicia" Es lo que dicen todos los "presuntos" . Y en eso estamos, en una especie de puertas que se abren a otras también llenas de basuras, a otras, y a otras...

13 comentarios:

India dijo...

Berger es un estupendo compañero de cabecera, me encanta tenerle, junto a otros, como última cosa que veo antes de apagar la luz de la mesilla de noche... y de su párrafo y de meditar en lo que tú dices... mil perdones, pero también necesito añadir que somo únicos en generarNOS desidia... nos reímos de los que protestan, caricaturizamos escenas de manifestantes, el que protesta porque protesta y el que no porque no... Somos unos descreídos de los jóvenes, los mayores tienen la experiencia, y los de la franja media o estamos asqueados o tiene motivos para callar o simplemente, nada... simplemente nada...
Izquierda? qué izquierda... el PSOE con casos de corrupción también en juzgados? PSOE como izquierda en contraposición a la derecha? No conocí los tiempos del PSOE en sus inicios, entiendo qué pudo ser en la transición, puedo entender los miedos y las dudas de la gente después de años de dictadura, que unas coderas y unas chaquetas de pana reflejaran cercanía obrera para algunos,... el tiempo y el poder les ha puesto corbatas, como a la derecha los años del pasado y su poder "bajomano" también se lo ha mantenido... una vez tú, una vez yo... teatro, lo nuestro es puro teatro...
Achuchones, Marcela...

Genín dijo...

Haca ya bastante tiempo que leyendo entradas como la tuya y comentarios como el de India, paso una especie de trance y me entrego a una fantasía en la que los protagonistas son jóvenes y viejos, mujeres y niños vestidos con harapos, cuchillo entre los dientes, una hoz en una mano y un hacha en la otra, y sangre, mucha sangre corriendo por las calles...
Esta es la fantasía, y eso, en un tipo fundamentalmente optimista como yo, es grave...mucho.
Besos y salud

marcela dijo...

India, llamo izquierda a lo que convencionalmente s edeclara como tal. De todos modos la izquierda radcal desde que tengo conciencia nunca a termninado en otra cosa que el quítate tú que me pongo yo. Toda la historia demuestra que las revoluciones no son tales. De todas las maneras espero que algún día los ciudadanos se manejen con tanta ética, que los dirigentes no tengan otro remedio que ser como ellos.
He empezadoa ver una película en you tube que he encontrado por casualidad y el comienzo es una utopía maravillosa, no sé si será buena pero ideas buenas tiene.
Un beso.

marcela dijo...

Genín, yo a veces también pienso así pero se me pasa porque la sangre derramada no sirve para casi nada. Se cortan cabezas y vuelven reproducidas con otras caras.
Esperemos que las cosas cambien.
Un beso, y seamos de los que con nuestra forma de ser hacemos que sean mejores.
Besos y salud.

Genín dijo...

No Carmela, yo no lo deseo ni espero que ocurra, solo digo que viene a mi mente, como una fantasía, temiendo que al final al pueblo no le quede otra cosa porque de nada sirvan sus protestas pacificas y salga a la calle como en la Revolución Francesa, pero la verdad es que no desearía que fuera así.
Besos y salud

India dijo...

Yo es cada día me creo menos a los que se autodeclaran, prácticamente en cualquier ámbito... detrás de una declaración en palabras, suele haber gestos y actitudes y no siempre cuadran...
Ya me dirás qué peli es! utopía es una cruz que cargo con gusto ;-)
Achuchones!

Temujin dijo...

Estoy hasta los h...os de escuchar lo del p..o estado de Derecho... esa si que es una verdad...

marcela dijo...

Temujín, yo lo oigo y apago la radio, la tele o directamente internet.
Estado de deshecho, sería más oportuno llamarlo.
No puedo con ello ¿es un estado de derecho que expulsen de sus casas a personas sinmedios, a los que además les exigen seguir pagando lo que ellos dijeron que costaba?
Es un estado en el que los más no tienen ningún derecho.

marcela dijo...

Genín, también yo siento que la guillotina es algo casi necesario. pero recapacito y veo que luego llegó Napoleón.
Bueno, sigamos siendo no como ellos.

marcela dijo...

India, persigo la utopía desde que me conozco, que tampoco es hace mucho,jejeje.
Sin embargo, oigo a unos personajes defender su pertenencia a la izquierda radical, y me fijo en sus vidas, en sus medidas y de verdad, me asusto. Demagogia siempre ha sido un nombre que apesta.
Luego te paso el link.
Un beso.

India dijo...

Exacto... demagogia, es casualidad que el otro día leía "acusaciones" sobre la demagogia de izquierda, y a mí, que no es que no la vea, pero me hace gracia que la demagogia de la derecha y la "liberal" está tan nutrida de nombrar esa otra demagogia... Evidentemente, choca poco que la derecha viva fiel a sus principios... da igual cómo de morales sean, pero choca poco, sí jajaja
Eso es, a eso me refiero... detrás de autoproclamaciones hay actitudes y acciones que describen!!! :)
Achuchones!

marcela dijo...

India la derecha es demagógica siempre.
Un beso

Blue dijo...

No sé qué decir. Perfecto, como siempre, deprimente, como siempre.
Protestamos, pero protestamos poco.
La gente sale a la calle y se fija más en la policía que en lo que pasa más allá.
La derecha es como es, como la conocimos siempre, no da sorpresas. La izquierda da asco. Cuando hablan de tolerancia, solidaridad, etc, están diciendo exactamente lo contrario.
Pero lo peor es que cada vez se parecen más. El otro día hasta Mariano dejó que caer que fuera de esos dos partidos no había más que partidos estrafalarios.
En fin, no hay nada que hacer...por las buenas.
;-)
Besos.