domingo, 3 de febrero de 2013

los culpables siempre ganan


Las dos cosas más idiotas que he leído ultimamente es la de "es necesario un pacto de partidos para acabar con la corrupción" y esa perla de Mariano Rajoy "presentaré la declaración de la renta". ¿Desde cuándo el dinero negro se declara...?

La corrupción se estructura como un iceberg,  sólo visible en una de cada nueve partes y es el principal síntoma de una civilización en decadencia. A pesar de que la porción que sale a flote es mínima hay tanto donde escoger que sólo es posible reseñar algunos casos. En este país que ya no es nuestro, el tráfico de influencias y la corrupción han sido la causa de la riqueza de casi todos los que la tienen. Fundamental ha sido los partidos y su  financiación, que les llevaba a vivir como banqueros, siendo unos meros funcionarios.

Long Term Capital: Grandes banqueros y ejecutivos de Wall Street crean un fondo, con dinero personal, que gestionan premios Nobel en matemáticas que a pesar de ello va a la quiebra. El presidente de la FED saca a los protagonistas del atolladero utilizando los métodos que hoy repite su sucesor.

Enron: La compañía de energía norteamericana diseña un fraude contable sin precedentes en colaboración con Arthur Andersen que finalmente es descubierto, pasa de ser considerada la compañía más innovadora durante los cinco ejercicios anteriores a su quiebra, a desaparecer sin más.

Subprime:
Los principales bancos de inversión USA estructuran paquetes financieros con diversos activos, entre los que se incluyen a sabiendas hipotecas incobrables, dichos paquetes se comercializan sin el menor obstáculo gracias a que las agencias de calificación les otorgan la máxima nota. Dicen las malas lenguas que además toman posiciones a la baja a la espera del desenlace. Fue la principal causa del colapso del 2.008.


Rescate financiero: El presidente de la Reserva Federal otorga con total discrecionalidad a un grupo de 18 bancos, la mayor cantidad de dinero jamás aportada, en teoría para salvar el sistema financiero. Nadie puede controlar ni censurar su actuación, entre estos bancos están todos los causantes del colapso. No hay juicios ni condenas. A los directivos despedidos se les “castiga” con indemnizaciones escandalosas.

Madoff: Aprovechando el prestigio y la clientela que le ofrece su puesto en Wall Street crea un área de inversión en la que hay lista de espera de varios meses. Afortunados los que no consiguieron entrar pues resultó ser una simple estafa piramidal.

La manipulación del Libor: Desde Londres a Nueva York, 14 bancos, los habituales, manipulan del 2.007 al 2.009 las tasas de interés en beneficio propio, según de The Economist es el mayor fraude de la historia por volumen defraudado. Tampoco se han depurado responsabilidades.

Blanqueo de dinero, narcotráfico, financiación de actividades ilegales: diversas entidades financieras han sido acusadas de realizar estas prácticas repetidamente, el único resultado es que ahora cualquier ciudadano tiene que justificar la procedencia de su dinero cuando abre una cuenta o transfiere determinadas sumas.

La relación de hechos que atañen al tráfico de influencias, sobornos, comisiones, prácticas abusivas, cohechos, manipulaciones de precio, etc., es prácticamente interminable, basta encender la TV o leer un periódico para acabar aburrido. La práctica se ha extendido por todos los ámbitos laborales y lugares.

Una simple referencia a los casos de operadores que aprietan mal un botón o toman riesgos por cuenta propia y abren heridas mortales en los balances de sus entidades ¿verosímil? Y especial mención al turbio manejo de derivados donde es inmenso y la tela de araña tan compleja que resulta un verdadero pozo sin fondo.

Una pareja de ancianos esperaban para hablar con el director de una sucursal financiera, como cada mañana, para preguntar por lo de sus “preferentes”, ella le dice a él “cuando salgamos hay que comprar el pan” y él contesta “será si has traído dinero porque yo aquí vengo sin la cartera, estos no me quitan ni un chavo más”. Por cierto las preferentes hicieron recaudar a los bancos 40.000 millones.

Aunque lo relatado está en clave de pasado el proceso está en pleno desarrollo y aún están por venir otros hechos que añadir a esta relación, probablemente los más importantes. En el presente se intenta cubrir una burbuja de crédito con otra de liquidez de deuda, combustible que servirá para unos cuantos años y montar otro capítulo más.

Todos están dispuestos a mentir y sus mentiras continuadas, ya no las creemos aún en el caso de ser verdad. Son mentiras de esas "verdaderas".

11 comentarios:

India dijo...

Cuando todo lo mueve, a todo le da valor y todo se basa en una cosa que además es ficticia...
Hoy día, en este preciso instante, no tengo si quiera un mínimo de fe en un "quizás si volviéramos a nacer"... porque me da que todo se repetiría.
En fin, que hay días que solo veo salvación en la sociopatía ;-P
Achuchones

Genín dijo...

No me las quiero dar de nada, pero nunca creí en los bancos, siempre he pensado que unos negocios que se montan acumunulando tanto dinero y poder no podian ser nada bueno.
Como anécdota te diré que me ofrecieron preferentes en mi banco en su dia, y los mandé a hacer puñetas cordialmente aduciendo la verdad, que para las cuatro perras que tenia ahorradas no merecia la pena molestarse en rellenar ningún papel, la verdad es que el chico no insistió en absoluto, eramos conocidos, creí ver en sus ojos algo como, "Genín, estoy obligado a ofrecértelo, pero haces bien, no seas gilipollas que es un timo"...jajaja
Siempre que nos vemos nos guiñamos el ojo...jajaja
El Lunes voy a correos...:))
Besos y salud

marcela dijo...

India, si la mierda se mueve huele, pero hay que hacerlo es un caso de limpieza. Y la verdad yo también soy sciópata. ya no permito ninguna intrusión en mi vida. Solo los que me gustan. Por eso en facebook voy a retirarme un poco.
Besos.

marcela dijo...

Genín, yo tampoco me he fiado nunca de un negocio que cosiste en una ventanilla para recoger dinero al 1% o a nada, y prestalo en la misma al de detrás al 5%. Y eso es lo de menos.
Y qué me dices de un banquero que tiene por nombre Botín?
Y de un rey que llama a sus barcos "Fortuna" y "Bribón".Ese es este país, el de ellos...
Besos, espero te guste.,

Genín dijo...

Y una ministra de sanidad que se llama Mato????jajaja
Estoy ansioso por ver que es...jajaja
Besos y salud

Blue dijo...

Bueno, esto es tan desesperante que ya hay que tomarlo con humor.
Nosotros no vamos a arreglar nada pero al menos procurar ser engañados lo menos posible.
Los de las preferentes los tenemos aquí todos los días a golpe de corneta, incansables. Van cada día a una sucursal y se pasan allí media mañana. Muchos de ellos, o todos, son gente mayor que nunca se imaginó estar haciendo a estas alturas de su vida semejante cosa para recuperar un dinero que es suyo.
En fin, todo el mundo a Bancolchón, el banco de confianza.
Besos.

Temujin dijo...

La solución es fácil, no pagar.

marcela dijo...

No pagar? Cómo? Si embargan las cuentas. Me gustaría pedir asilo político en la Embajada de Sueecia.
Un abrazo.

Frankie dijo...

Todo esta jerga bancaria se ha convertido en un generador de ansiedad del copón, al punto de que ya puede rivalizar hasta con el lenguaje de los médicos. Es leer esta palabrería y darte cuenta de que pertenece a un dominio en el que no pintamos nada y nos la cuelan con queso. Y siempre nos pillan por la avaricia.

Besos preferentes, Marce.

marcela dijo...

Frankie, besos preferentes no, que luego no me los das.
Un abrazo cash.

Blue dijo...

Jajajaja, muy bueno, Marcela.

Boas noites.