domingo, 17 de febrero de 2013

jamás dejaré de sorprenderme (me suben todos los colores)


Un periódico serio, que siempre se ha creído el New York Times español, se marca una crónica del paseo que se han dado los herederos por el ARCO del arte. Leo y no me creo, que se pueda relatar con tanta seguridad, un interés tan real por un mundo tan republicano. He entresacado una frase de una artista que me ha llenado de orgullo y satisfacción y me ha dejado totalmente automática. El azucar se me ha disparado hasta límites de coma diabético.
Así explica el audaz reportero:  
-"¿Puede volar?".
-"Sí, claro".
-"¿Y se puede recargar con energía solar?".
-"Por supuesto".
Solar bell, la escultura en forma de cometa del artista argentino Tomás Saraceno (Tucumán, 1973), es una de las obras por las que se ha interesado el príncipe Felipeconocida es su sensibilidad por la ecología— esta mañana en su visita junto a Letizia Ortiz a la 32ª edición de la feria de arte contemporáneo Arco, que reúne 202 galerías de 30 países. La pieza de Saraceno colgaba del techo de la galería berlinesa Esther Schipper y su forma con los cristales triangulares que captan la luz del sol llamaron la atención del Príncipe, que comentó "lo atractiva" que era esta creación, según los galeristas.

Y acto seguido, don Felipe y doña Letizia se detienen ante la instalación de la mallorquina Susy Gómez titulada Lejos de expresiones completamente automáticas, nueve fotocopiadoras en parte derretidas tras haber sido tratadas a 250 grados. "Me han preguntado cómo he realizado esta obra y el Príncipe ha recordado después que su madre ha estado siempre muy interesada en mi trayectoria", ha explicado Gómez.

La sabida afición del heredero de la Corona a Internet le ha llevado a detenerse en Arcocollect online, una iniciativa para adquirir obras de una selección de unas 1.000 visibles en la web de esta propuesta y a un precio máximo de 5.000 euros. Doña Letizia ha preguntado si la gente se anima a comprar arte por Internet y ha comentado que las piezas a la venta eran "muy bonitas", según la directora de este proyecto, Glenda Cortez.
Otra de las paradas previstas ha llegado en el estand de la Fundación Once, donde han departido con el artista David Escalona sobre su instalación. "Les he hablado de mi pieza, me han preguntado qué representaban las gotas de cristal de ámbar".
En los últimos minutos, el guiño del Príncipe de Asturias a la tierra de Letizia Ortiz con el saludo al pintor asturiano Hugo Fontela (1986). "Hace un año vieron una exposición con mi obra en el Museo de Montserrat, en Barcelona, y al ser yo asturiano, como la Princesa, se creó una complicidad", dice Fontela. "Don Felipe es una persona que tiene un gran interés por el arte y está muy bien que apoyen estas iniciativas". Y tras poco más de una hora de zambullida en la gran feria del arte contemporáneo, que el fin de semana abrirá al público, los Príncipes abandonaron el recinto.

Así queda el príncipe: ecológico, tecnológico, de vanguardia y asturiano. ¿quién da más?
Letizia en segundo plano, porque para eso se dedica según "la casa" al cuidado de las infantas.

12 comentarios:

David dijo...

Bueno, has puesto todo el artículo de Manuel Morales. Tan artístico... o más, que las obras reseñadas. Es casi un retrato de los príncipes y su interés por el arte ;-)

Buenas noches.

David dijo...

No, error mío...no has puesto todo, que te has dejado lo de Max y su "historieta" (jaja) y supongo que alguna cosa más.

Genín dijo...

Como esto siga así voy a renunciar a mi nacionalidad asturiana...jajaja
Besos y salud

marcela dijo...

David, he puesto la mayestática crónica, porque si perteneces al mundo del arte se suben los colores. Lo de la artista diciendo que Doña Sofía está interesada en su arte es un hecho artístico conceptual- y más que hable con su hijo de esas aficiones tan vanguardistas-. Y el marcado interés de los herederos es puro dadaismo del Café Voltaire.
Jamás se han interesado ni han desviado una pequeña cantidad para la comprar arte contemporáneo.
me encantó, y pasa a mi archivo porque luego se me olvida, lo cuento a un amigo y no me lo cree.
Besos.

marcela dijo...

Genín, yo me voy a hacer portuguesa como poco. No mejoramos nada.
Un beso y salud.

Temujin dijo...

Esto de ser caballero de armadura y andante debe provocar que no vea yo mucho "arte" en esta feria de "arte". por lo que he visto. Me ha llenado de emoción que el príncipe por méritos propios se halla acercado allí..es tan cercano...

Blue dijo...

Jajaja, pobriños, qué bonitos, van por ahí y dicen lo que toca, sin salirse del guión.
No hay nada más que ver su palacete, desde fuera, para imaginarse lo que les importa el "todo" contemporáneo. Ya por dentro, ni me lo quiero imaginar, jajaja.
Besos.

India dijo...

Y el sapo y la rana besaron al príncipe y la princesa y... jajajaja
me gusta mucho la foto también, Marcela! ayer los chiquitajus iban "parecidos" ;-)
Achuchones!

marcela dijo...

Tmujin, si eres un caballero tu sitio está en las cruzadas, no en una cosa "muy bonita" y "atractiva"
Un saludo, te limpiaría la armadura si lo necesitaras.

marcela dijo...

Blue, se salen totalmente del guión, si hay dos palabras que no se deben decir en una feria de arte contemporáneo es "atractivo" y"bonito", por lo demás son unos príncipes de "mediados del siglo XXI" con una casa-palacio del XIX.
Un beso.

marcela dijo...

Son dos personajes que tienen que hacer tal paripé, que hasta estomagan. Y además sus asesores viven en el medioevo, así no llegarán muy lejos.
Besos, los chiquitajus seguro que estaban perfectos con sus pintarrajeados.

Blue dijo...

Si, sí, la verdad es que lo de "atractivo" y "bonito" le queda redondo, jaja.