jueves, 6 de diciembre de 2012

la escenografía de los hombres importantes



España es un país en el que la irresponsabilidad campa por sus praderas. Estamos todos pastando, y cual ovejas luceras, nos escaqueamos a la menor oportunidad, porque lo que nos gusta es seguir a la más tonta. Y permitidme que meta en el mismo saco a atodos, porque creo que es cosa de muchos. ¿Dónde estaban los críticos al desastre que estaban montando unos actores malísimos, representado un paripé y declamando tonterías y obviedades?

España es un país en el que está tan incardinada la cultura del "todos lo hacen" "yo soy un mandado" "no puedo hacer otra cosa" que los que trabajan en cualquier lugar son irresponsables porque según ellos se limitan a hacer lo que hacen. Cuándo me dicen "yo soy un mandado" les contestó "y lo seguirá siendo".
En los comentarios a un artículo de La Vanguardia  hay un lector que firma “Napalm” que dice lo siguiente ""que se vayan. que se callen. que lo dejen.

Rajoy como buen representante de todo esto recurre siempre al " hacemos lo que podemos, porque no podemos hacer otra cosa" Sólo le falta decir "es que soy un mandado". Y no lo dice porque ya lo sabemos todos. Si no pueden hacer nada, que se vayan. Trabajar sin resolver lo hace cualquiera. Se entiende que personas que aspiran a los más altos cargos de un país, deberían tener por lo menos algunas ideas diferentes, ya que tiene el poder de ponerlas en práctica.
Son políticos porque no pueden ni saben ser otra cosa, porque tienen prebendas, porque no tienen que dar explicaciones, porque están aforados, porque pueden ser corruptos y negarlo.

Todo referido a esta politiquería barata, barata, barata. La imagen expresa bien este asunto. Son como cromos. No están repetidos, pero pertenecen a la misma colección. Ni para una colección son válidos estos baladores. Estampitas. El timo de la estampita. Cómo está esta sociedad para que genere “trabajadores” de este tipo; engañadores, trileros, ladrones de guante blanco, medradores, aspirantes a ascender en la pirámide de los telediarios. Estos rigen nuestra sociedad. Ninguna investigación seria sería capaz de analizar esta cultura y estudiar todo el sistema que la rige.

Todos engañabobos. El mundo se ha convertido en una mera representación: unos señores que se creen importantes y van en coches con chófer, con trajes de lana salvaje, que se hacen los importantes- porque son tontos y se lo creen- han estado impresionando con su supuesta opulencia y ciencia. Pues bien, no sabían ni las cuentas de sus empresas. Les había tocado el master de bussiness porque habían pagado mucha pasta a la universidad. Y así nos va, y así les hemos dejado que nos fuera. Ahora sigue...y además van ganado por goleada. Y Como no sabían nada más que jugar al golf, tirar de tarjeta platinum, comprar chicas, y polvos, nos cuentan y hablan con palabras de basura económica y dicen que si no les rescatamos nos hundimos. !!!Que se hundan con nosotros!!!

Y desesperados algunos aceptan esta casta parasitaria, vota y no les bota. Toda la política es basura. Y el que anda por ella se basuriza (concepto utilizado por el sociólogo Raúl Álvarez). Cualquier votación es la gran farsa social; ritualizada para hacer creíbles a unos actores que no pasan de charlatanes de feria. Por supuesto, tienen sus hooligans. No colaborar con ese sistema es una dignidad. Lo demás: complicidad.

Mi amigo Kez, en pez abisal (su blog, comentando la magnífica película Canino) dice:
Sí, a partir del momento en el que ya te planteas hasta qué punto un hombre, un líder, puede transformar a un grupo de personas, puedes empezar a aplicar los mismos interrogantes a la política y a la sociedad. La película puede ser también un comentario indirecto sobre la ilusión de las masas, sobre cómo los líderes mundiales y los medios solo muestran una parte de la información a la gente… Hay que evitar quedarnos dormidos sobre nuestras certezas, todo es cuestionable.

Y Blue que es de la misma cuerda comenta en dicho blog, una vez vista la película:
Coincido contigo, más que la familia veo retratada a una sociedad. Tampoco la veo en crisis; hasta cierto momento funciona como un reloj.
Humor poco. No me hizo gracia. Un par de momentillos fugaces pero con tensión latente. Ni sonrisa ni nada.
Y coincido en lo último. No veo por ahí un sistema autoritario. Siguen las normas, juegan, están entretenidos, consiguen premios si se portan bien, creen que son felices, se sienten protegidos, los peligros siempre les vienen de fuera, se creen libres....Igual que nosotros.

18 comentarios:

Genín dijo...

Y lo peor es que sabiendo que nos hace falta una revolución como la copa de un pino, también sabemos que no la habrá, ya no tenemos cojones para hacerla, caiga quién caiga...
Los Zaplana seguirán diciendo, "yo me hice político para medrar" y así nos va, corazón...
Besos y salud

India dijo...

De haceros la ola ambas entradas y los comentarios.
Chapeau a los tres!
Achuchones

El intimista secreto dijo...

¿Para qué sirven los adelantos científicos? Quitemos a los dirigentes y pongamos a un ordenador (programado por un mono).

marcela dijo...

Genín, seguirán atildadamente engominados y nos darás más queso de sus cabezas de cabras.
Besos.

marcela dijo...

India, ola que nos lleva y que tiene resaca.
Vámonos pa la feria de las vanidades.
Un beso

marcela dijo...

Siempre un ordenador es peligroso y en mano de los monos más. Pero son mucho más pensantes.
Un abrazo.

Blue dijo...

Estaba pensando mientras te leía al principio, que cada enchufado genera un futuro mandado. Ese ese es el problema, no llegan los más capaces y ,aun por encima, se ven obligados a obedecer de por vida (si es que tienen alguna tentación de no hacerlo).
La película esa es de los mejorcito que vi en los últimos años y se la recomiendo a todo el mundo. No se me ocurre mejor retrato de la sociedad actual. Eso sí, vista desde fuera da un miedo atroz.

Besos,amigos.

Caballero Andante dijo...

Aqui lo que hay es muy poca responsabilidad personal, poca iniciativa y mucho mediocre con poder, o eso creo yo..

marcela dijo...

Blue, yo sí que creo que llegan los más capaces, los que son capaces de mentir y de seguir creyéndose que hacen lo que tienen que hacer. Son los más capaces de tragar, de sentirse capaces de engañar, y capaces de seguir al partido, al dinero y alo que sea más aceptable para sus intereses. El sistema coloca a los que le siguen.
Y así es siempre.

marcela dijo...

Caballero andante, así es, lo que hay es poco caballero andante.
Un saludo.

Blue dijo...

Si por más capaces entendemos los que tienen mas estómago, sí, jaja.
Pero como leí ayer por algún sitio ¿qué se puede esperar de un país donde los actores hacen política y los políticos teatro?
;-)

Kez dijo...

Lo que Marcela dice que yo digo lo dice el director de la película, Yorgos Lanthimos. Pero susbribo, jajaja. Un saludo,

Kez dijo...

Y suscribo también lo que dices tú en la entrada: el arte de la política es, ante todo, el de la representación. Pero es algo que también hacemos a pie de calle. No exculpo con eso a la clase política; solamente está sometida a la misma fuerza que nosotros mismos. El patrón capitalista es el de la espectacularización. Todo lo que somos y hacemos gira sobre eso. No hay más... Buenooo,

marcela dijo...

Blue, de un país dónde comienza una legislatura socialista con las ocho ministras "vestidas para ir con las amigas por Nueva York" y unos personajes que todo lo que hacen es sonreír a la cámara, el presidente de los empresarios es "presunto" ladrón, tiene subvenciones, da préstamos de millones de euros a su hijos siendo el consejero de Caja Madrid, y oigo hoy en la 6 que no hay que estigmatizar ala clase dirigente, me voy vomito y no, no espero nada.
Un beso, las se empieza por pequeñas menterijillas y se acaba en asesinato.

marcela dijo...

Kez, da igual tú lo hubieras dicho igual. Los mercados están creo más hartos de los directivos que de que se vayan a recortar más. A no ser que tengamos nosotros que coger la motosierra.
Un beso

marcela dijo...

Y las manifestaciones son también escenografias de la queja. Otro beso

pilar mandl dijo...

Muy bueno, en realidad buenas todas las entradas, me río un montón... Qué auténtica eres! Y lo de los trajes de lana salvaje? Jajaja

La mano negra dijo...

Que buena entrada!!! Feliz año nuevo.