jueves, 15 de diciembre de 2011

regalos para quedar muy mal


 

El mayor consumo del año se da en la próxima semana. Los regalos a todos nos gustan, pero es un peñazo salir a buscarlos. Las empresas están preparadas para seducirnos.Y ahora más que nunca. !Vended y comprar malditos, que llega navidad ! La sociedad practica una religión: la de la compra.
Los que nos venden usan publicidad que consiste en  “mentir, levantar falso testimonio y convencernos de que compremos”
¿Es tal la idiotez  que está estudiado el tono amarillo de los plátanos, y Coca-Cola mide con un programa informático cuántas burbujas debe contener su publicidad, o que las verduras se rocían con un espray para que parezcan más frescas? Os parecerá mentira porque os lo cuenta una idiota, pero los que de verdad lo hacen no lo cuentan, nos lo presentan. Hay datos de estudios de  la Universidad de Wichita llamados científicos.
Según un informe, una marca de caramelos regalaba a los pediatras su producto y así las pacientes en sus visitas, caramelito por aquí y caramelito por allá hizo que los niños nacieran ya con el sabor en su estructura genética; resultado: más ventas para la citada marca.
Los niños son un objetivo prioritario para las empresas porque el 53% de los adultos utilizan marcas que recuerdan de su infancia.
Uno de los ingredientes secretos de algunas marcas de éxito es el deseo. Es lo que nos empuja al frigorífico a las 2 de la mañana o lo que nos impulsa a devorar la bolsa entera de patatas fritas. En Coca-Cola, por ejemplo, se han dado cuenta del ansia que generan las burbujas y sus directivos han creado un modelo matemático para saber cuántas burbujas necesitan en su publicidad para potenciar nuestro anhelo. El mundo está dirigido por matemáticos que saben algoritmos.

Pero lo que más despierta nuestro deseo sigue siendo el sexo, ya que se calcula que hombres y mujeres piensan en sexo 32 veces al día. Yo ninguna. Es el reclamo publicitario que más vende, como se demostró en el lanzamiento de la marca Axe. Su propietaria, Unilever, definió seis perfiles de macho ibérico: el depredador (bravucón y jactancioso), talento natural (inteligente y seguro), el tipo matrimonio (confiado y respetuoso), el eterno amigo (poco comprometido), el principiante inseguro (no sabe cómo acercarse a las mujeres) y el principiante inseguro (el que se esfuerza y transmite entusiasmo).
Axe se centró en los tres últimos y lanzó una campaña publicitaria explotando la fantasía masculina suprema: ser irresistible no sólo ante una, sino ante varias mujeres sexuales.
La publicidad para gente corriente se basa en esas premisas pero he aquí que para la gente más aburrida de consumir-que son los que llevan comprando toda la vida- los creadores se devanan los sexos para vender absurdidades muy fantasiosas.

Hoy pululando por la red, he encontrado dos de esas que son para abrazar el budismo y olvidarse del mundo.
Martin Margiela conocido diseñador belga -lo que es muy raro, porque los belgas son muy aburridos-
se ha marcado unos zapatos-pezuñas que cuestan carísimas pero nos devuelven los pies a la tierra, después de que zapatos de 25 cms hubiesen propiciado besarla en múltiples ocasiones.
Así mismo y ya en plan "es que soy un artista, y tal" añade el toque conceptual con una pulsera que no es sino una esposa blanca, para que el macho de Axe, Martini o alfa, regale por navidad.
La masculinidad de todos los modistos, está más que testada en esa manera tan rara de crear para vestir a las mujeres y odiarlas al mismo tiempo. Es un hecho palpable que siendo tan "locas" piensan como machos más que ibéricos, pata negra.
( un último apunte sobre Margiela: está considerado un genio y en un hotel que ha diseñado y decorado en París, los cuadros están cubiertos con fundas de lino blanco para que no se vean.)
En el fondo me hace gracia tanta idiotez.
(*lo de Wichita lo he porque estos tonto-estudios son siempre de por allá)

9 comentarios:

Genín dijo...

Eso de los zapatos para pezuñas, mira tu por donde, me ha puesto a pensar...
¿Sentirán frio, calor, humedad, etc,los bichos en sus pezuñas?
Ni siquiera lo he pensado nunca, creo, pero si que estaba implícito que no sentían nada...
Que desazón...
Agur, voy a ver si veo un bicho con pezuñas y le pregunto...
Besos y salud

marcela dijo...

Genín, eres mi mayor fan. Y tienes una forma de ser que jamás necesitarás pezuñas. Eres u gran tipo, y siempre me gustan tus comentarios. Gracias.

Carmela dijo...

Tienes razón Marcela, es un gran tipo.
Besos

c c Rider dijo...

Debería ser triste o como dices tú habría que abrazarse ipso facto al zen pero mi servicio personal de higiene es el humor, me sirvo del humor no tan estupendo como tú, ya quisiera! pero por ejemplo ayer en un semáforo estaba una chica con su novio y no paraba de repetir, en voz alta, "me pongo" supongo que para alguna celebración y no pude reprimirme, "lo que habría que poner son huevos chiquilla, al corral y a poner huevos" le dije a la persona que me acompañaba pero obviamente, palabras dirijidas a aquel parásito consumista. En fin, la próxima vez que vea un bicho con pezuñas haré como genín y le preguntaré si le pasan frío.

Frankie dijo...

Coincido en lo acertado de los zapatos para pezuñas. Llevándolos se hace más llevadero que te traten políticos y capitostes como al borrego que piensan que eres. Reconciliémonos, pues, con nuestra borreguez intrínseca y lancémonos a disfrutar pegando balidos y pastando un poquillo por la hierba.

A fin de cuentas, después de conformarnos con votar cada cuatro años, lo que digo arriba es una nadería.

Besos consumistas.

Blue dijo...

Y seguro que a pesar de todo eso lo que más se regala es colonia, ja, ja.
Me gustan esos pezuños, nunca se sabe cuando es necesario dar una coz. Y las esposas...no sé...yo creo que le vendrían bien al macho ibérico "tipo matrimonio", por la descripción parece un desaborío....jajaja.
Besos.
(Voy a pelear con el temporal. Si no vuelvo es porque el viento me llevó ;-)

David dijo...

Ya sabes lo poco que me gusta la publicidad (así que los estudios centrados en ella o los productos que anuncian), pero la entrada me ha gustado... aunque lo de tú, ninguna, no sé si creérmelo.
Un saludito.

Gata Chopada dijo...

Pues lo que más despierta mi deseo sigue siendo la comida. Muuuuuuuuuuuucho más arriba que el sexo; vamos, dónde va a parar.
Me han encantado los zapatos pezuñas. Además, también habrá de toro ¿no?.
Juraría que:¡¡Campaaaana y se acabó!!: "No es por dar por culo, pero has repetido el principiante inseguro."
Y sí: Genín es un gran tipo.
Besos.

Desclasado dijo...

De los mejores artículos que te he leído últimamente. Se nota que pisas terreno que conoces.
Nada más que decir.
Ah, sí, el beso acostumbrado.