lunes, 15 de noviembre de 2010

lo único que no mienten son los hechos


Si el futuro es más importante que el pasado, los españoles estamos a punto de regresar a tiempos muy pretéritos. Porque no estamos interesados en nuestro futuro. Lo tienen secuestrados un grupo de capitalistas-leninistas-progresistas y otro de conservadores-fundamentalistas.
Asistimos a unos tiempos en los que "todos mienten", si han dicho el sábado que no rescatarán a Irlanda, el lunes están dispuestos a hacerlo. La historia se ha convertido es una novela de amor loco narrada por unos hombres enfermos e idiotas, que nos la presentan como un derrumbe imprevisible.
En realidad después de la crisis, vino la corrupción para dar paso a la alienación. Ahora nos hemos dado cuenta que lo "unico que no miente es el dinero".
Descarados periodistas que escriben al dictado y nos abruman con unos datos al alcance de cualquiera sin moverse de su ordenador, insulsos políticos que van dos días a reuniones "importantísimas", y les da tiempo para hacer footing, comer y hacerse la foto. Más tarde esos mimsos políticos vuelven y acompañados de los periodistas "con gastos pagados" nos sueltan cuatro fases obvias e inoperantes y, no hubo nada.

La realidad es terca y vemos que -desgraciadamente- los cuatro países con mayores problemas de riesgo por deuda y paro están gobernados por socialistas. Sin embargo los paises que más molestos están con sus dirigentes son conservadores y esos están saliendo de la crisis.
¿Por cierto, que estará queriendo decir Zapatero corriendo al lado de Cameron...? Corre, conejo, corre....
El increíble hombre menguante ha llegado a Seúl y ha manifestado:
España se opondrá a la pretensión alemana de que inversores privados puedan participar en el futuro fondo europeo de rescate y deban asumir el riesgo de eventuales impagos. Una propuesta cuyo mero enunciado ha contribuido a agravar la volatilidad de los mercados, según denunciaron ayer las autoridades irlandesas. "No estamos de acuerdo y, en consecuencia, no será fácil que esto prospere", advirtió Zapatero en rueda de prensa tras la cumbre del G-20 celebrada en Seúl. El neoconverso se opone a que paguen los especuladores. Ahora llamados inversosres privados.

Pero en Bruselas, Angela Merkel colocó ese fin de semana un par de banderillas negras a una España que ha quedado lista para el estoque de una crisis de deuda en apariencia inevitable. La señora Merkel, que no soporta a Zapatero, que alucina con la levedad del personaje, impuso en Bruselas las tesis alemanas sobre la forma de abordar las crisis de deuda que puedan surgir a partir de ahora en el seno de la UM: a cambio de aceptar la existencia de un fondo de rescate permanente a partir de 2013, los países que no puedan atender sus compromisos de pago tendrán que enfrentarse a una “quiebra ordenada”, una suspensión de pagos parcial en la que se aplicarán nuevos calendarios de vencimiento, además de quitas en el valor nominal de los bonos en poder de los acreedores, generalmente bancarios.
La novedad del planteamiento alemán es que por primera vez los inversores privados, y no solo los contribuyentes, tendrán que apechugar con parte de la factura. Se ha impuesto la filosofía del presidente del Bundesbank, Axel Weber, candidato a suceder a  Trichet al frente del BCE, para quien “los tenedores de bonos deben ser parte de la solución y no del problema. Hasta ahora los únicos que han pagado son los contribuyentes". Wolfgang Schäuble, ministro alemán de Finanzas, remachaba el pasado lunes en Der Spiegel el sentido de la propuesta afirmando taxativo que “la UE no se creó para enriquecer a inversores financieros”. A partir de ahora, esos caballeros podrían perder su dinero, o al menos una parte, si “apuestan” mal con la compra de bonos.


Lo que demuestra, que nuestro economista accidental no mantiene ni una sola de sus ideas porque son  las ideas volátiles de un pájaro de cuentas.
¿Os acordaís cuando justo antes de ser llamados al orden, y con un panorama de lo más negro fue a decir a los europeos que "los que no cumpliesen fueran sancionados"?
!Cuanta palabrería derramada en vano!

De la Wiki:
A la hora de situarse en el espectro político, Zapatero afirmó que "Más que un socialdemócrata soy un demócrata social". Para Zapatero, "El programa de una izquierda moderna pasa por una economía bien gobernada con superávit de las cuentas públicas, impuestos moderados y un sector público limitado. Todo ello, conjugado con la extensión de los derechos civiles y sociales". Zapatero afirmó que aunque "Hay mucha gente en este país que echa de menos un partido de centro", "Yo nunca seré de ese partido de centro". Respecto a sus rivales de derechas, matizaba su afirmación a la popular revista Marie Claire de que "nada me ha enseñado la derecha" diciendo que "La derecha en este país me ha enseñado que la izquierda hace avanzar la democracia". Igualmente resaltó que "Los grandes avances en el mundo se han hecho defendiendo la causa de los dominados".


(Obra de Doug Atkien) (por cierto, rescatarán a Irlanda, luego Portugal y....)

4 comentarios:

Blue dijo...

Mientras estaba leyendo estaba pensando que te iba a decir. "Oí por ahí que después de Irlanda viene Portugal y después nosotros", pero veo que ya lo has dicho tú (en pequeñito y con suspense pero lo has dicho).

Aguantaremos como sea.
;-)

Besos**

Desclasado dijo...

Me encantan los giros orwellianos que le dan al lenguaje: a secuestrar un país de por vida, dejarlo en las garras del FMI de los que no saldrá nunca en este sistema, debiendo siempre más intereses que deuda pague, le llaman "rescatar". Con un par. Con par el pueblo tragando, quiero decir.

Esos giros lingüísticos que se arrean y nosotros interiorizamos los vi el otro día muy bien reflejados en una peli, por otra parte muy muy tonta. Más o menos: Una niña le pregunta a su padre: - oye, papá, ¿tú eres provida?
Y el padre que no se entera de movidas de abortos ni nada de eso, le contesta: - Hija, claro, no voy a ser promuerte...
Y la hija deja de hablarle por fascista y tal, jajajajajajajajaja

Blue dijo...

Marcela, me preguntaste qué me parecía este país nuestro.
Opino lo mismo que los turistas. Buen clima, bonitos paisajes, gente encantadora, alegría y muchas cosas más.
Vienen, se van, e incluso vuelven a venir, pero nunca se quedan.

;-)

elintimistasecreto dijo...

Es que ZP no es de centro ni de izquierdas, es un mutante (eso, al parecer, le han informado los científicos alemanes a su presidenta). Por lo demás, la tesis de la Merkel es de cajón: todos a las duras y a las maduras.