viernes, 30 de enero de 2015

abandonar el tabaquismo de estar sentados



Ahora se puede practicar en horario de trabajo. Lo último es celebrar reuniones mientras se camina. La cifra recomendada oscila entre los 35 y los 50 kilómetros (noleer horas) por semana. En lugar de negociar proyectos o discutir ideas entre las paredes de una sala iluminada por fluorescentes, a los postres de un interminable almuerzo o incluso durante un café informal, lo más moderno es convocar a tuinterlocutor a un ‘walking meeting’. 
 
¿La principal ventaja? Agilidad física y mental. En movimiento, la mente se oxigena y el diálogo es más natural y fluido. La lucidez sale por los poros de la piel junto con el sudor de la caminata. Aquello de poner un futbolín en la sala de juntas o pufs de colores en el ‘selfservice’ para fomentar la creatividad en una atmósfera buen rollista ya está superado. 
Ahora, solo hay que acordarse al salir de casa de llevar una bolsa con ropa y calzado cómodos por si se cuela en la agenda una cita andante. Los defensores de la cultura del bienestar ya están haciendo alharacas a este nuevo procedimiento, entre ellos Arianna Huffington, la magnate de la prensa en internet de Estados Unidos. Después de haber sufrido en 2007 un colapso por agotamiento, esta periodista se replanteó su vida con unas estrategias para controlar el estrés que recomienda en su libro ‘Thrive’ (todavía no se ha publicado en España). 
 
Dormir 30 minutos más al día, desconectar todos los aparatos eléctricos del dormitorio y tirar algo al final de cada jornada como gesto liberador son algunas de ellas. Y, por supuesto, la más agradable de todas, pasear.
 
«Permanecer sentado es el tabaquismo de nuestra generación», asegura Nilofer Merchant, consultora de Silicon Valley y una de las brillantes conferenciantes de Ted Talks, que incita en su discurso (www.ted.com) a no sacrificar la salud en el trabajo por falta de actividad física. Ante un auditorio repantigado en sus butacas, lo primero que suelta provoca un respingo: «Lo que estáis haciendo justo ahora mismo os está matando». Para ella, esta cruzada de las ‘citas de paseo’ empezó cuando una persona con la que tenía que mantener una conversación de trabajo le propuso como alternativa que la acompañase a sacar a los perros. «Me parecía un poco extraño…, y sabía que yo también terminaría jadeando». 
 
Pero se apropió de la idea al ver que la "reunión" resultó muy fructífera. Ahora defiende que en contacto directo con la naturaleza, los problemas se ven desde una perspectiva distinta y que es más fácil encontrar soluciones viables y sostenibles. «Os sorprenderá ver cómo el aire fresco impulsa el pensamiento innovador», dice. Que se preparen los gimnasios, porque pueden sufrir un cataclismo de bajas.

12 comentarios:

Frankie dijo...

Ahora va a resultar que -como casi siempre- los ejecutivos yanquis en vena escritora nos van a redescubrir la rueda, con el consabidito libro de autoayuda. Por esto pagos todo jubilata que se precie (y pueda) hace ya tiempo que se mudó al campo. El estilo de vida que llevamos en las ciudades, metidos en nuestros pisos colmena, es antinatural y antierótico. Vete a vivir al campo cuando puedas, marceli.

Besos silvestres.

marcela dijo...

Frankie,tengo una casita en el campo, muy cerca de tí. Y me gusta la ciudad. Lo que dice el artículo que hay que reunirse paseando. Yo lo hice en su momento con un jefe que tenía que le había dado un infarto.
Un beso Frankie.

V dijo...

De acuerdo, acepto lo de paseando, me gusta. Eso si, me interesa màs la primera parte...hay que reunirse màs a menudo, unirse, conversar, lo que sea, pero verse....paseando? me vale. Un abrazo.

Rick Forrestal dijo...

Ha, a digital nightmare.
Nothing "retro" about this illustration.
Love it.

Genín dijo...

Frankie tiene razón, ya sabes tu que llevo años viviendo en el campo, a mi no hay quien me prive de andar una hora diaria, lo hago desde que me dio el infarto en el 2000, es como cargar las pilas de cualquier cacharro, sin esa carga, palmaria sin remedio :)
Besos y salud

Temujin dijo...

Los que trabajan en produccion en serie, se alegran de que la gente piense en ellos...

marcela dijo...

V, no te digo como estoy de necesitada de reunirme, conversar y verse. Pero eso sí, desde que salgo a pasear-pensar estoy mucho más equilibrada y delgada. Un beso.

marcela dijo...

Rick, me alegra mucho verte por aquí. Un abrazo.

marcela dijo...

Genín, dar un paseo es vital para oxigenarse y luego poder estar con nuestros amigos cercanos y distantes. Un abrazo. Salud.

marcela dijo...

Temujín, por lo menos cuando se deja la cadena se puede ir por libre un rato a solas sin otro ruido que el de nuestro silencio. Besos.

Blue dijo...

Tengo que hacerlo, pero siempre tengo una excusa y es que hace tanto frío...jaja.
Tengo un paseo delante de casa en el que siempre hay gente, a la hora que sea y esté como esté el tiempo, aunque poca pinta tienen de estar haciendo negocios.
Un día de estos me lo propongo como propósito de este año, jaja.

Besos.

marcela dijo...

Blue, bien ire a acompañarte en una reunion. Tenemos muchas cosas de que hablar.besos