jueves, 13 de noviembre de 2014

teclas para controlar mejor tus deseos.



Ser felices por siempre, inmortales, no sufrir dolor y olvidarnos de las enfermadades: alguna vez, quizás, la ciencia resuelva los verdaderos problemas de la Humanidad. Mientras tanto nos entretiene con parches a nuestros dilemas existenciales. La tecnología ocupa como nunca en nuestra sociedad un lugar central. Paradójicamente, no surgieron en los últimos ¿diez?¿veinte? años verdaderas innovaciones. Piensen: tablets y smartphones, son versiones sofisticadas y mejoradas de la computadora personal de los ’80. Televisores LED, 4K: variantes optimizadas de la vieja caja boba del siglo pasado. 

Cocinamos, comemos, dormimos, nos bañamos, tenemos sexo, practicamos deportes, bailamos más o menos igual que nuestros padres. Todavía no apareció ningún Steve Jobs que lograra mejorar al tenedor o la cuchara, que acompañó a la humanidad a lo largo de casi toda su historia.


Por eso, sé que es difícil, pero no nos dejemos engañar con el nuevo procesador o la tablet dos milímetros más finita. La verdadera revolución tecnológica todavía no pasó y ni siquiera nuestra imaginación supone cómo será. Bah, todos soñamos un futuro idílico, donde los autos vuelan, no hay más guerras y no engorda comer cosas ricas, y los libros los tenemos almacenados en nuestras cabezas, basta cerrar los ojos y aparece en nuestro cerebro "El gran Gastby"
 
Lo que además estaría bien que tuviesemos un teclado para la vida real. No tanto para escribir, sino para usar los atajos que tanta utilidad prestan en la vida virtual. Veamos:


Control N: el atajo que sirve para abrir un nuevo documento en Word o una nueva ventana en el navegador y que para mi es sinónimo de lo nuevo. En la vida real me lo imagino como un facilitador de las distintas vidas que podríamos vivir. Apretando Control N podrías lograrlo.


Control Z: este atajo sirve para deshacer nuestros errores. Sería la versión más acotada del anterior. ¿Le dijiste a tu pareja una frase desafortunada? Control Z y todo vuelve para atrás. ¿Pediste un plato en el restaurant que no estaba bueno? Control Z te permite elegir de nuevo y tu estómago vuelve a estar vacío. ¿Llevaste a la fiesta un vestido idéntico al de otra chica? Control Z, y a seleccionar otro modelo.


Control C/Control V: ¿no les gustaría un portapapeles en la vida real? No más maletas o bolsos: copiamos su contenido y lo pegamos cuando lo necesitamos. Y a nosotros mismos: nos copian en Buenos Aires y nos pegan en Tokio, sin las tediosas horas de vuelo.


Control F: por este atajo, equivalente a la búsqueda en el mundo virtual, todos pagaríamos fortunas. Para encontrar un objeto perdido (“Control F / Buscar control remoto”), sí. Pero también,para encontrar un lugar disponible para estacionar, para realizar y encontrar el trabajo perfecto y, si no es mucho pedir, encontrar al amor de nuestras vidas.(Diego Rottman)

7 comentarios:

Genín dijo...

jajajaja Emocionado leyéndote, le di a control n y me salió una pestaña nueva...jajaja
Besos y salud

marcela dijo...

Genín, algo nuevo ya te salió. Y me gusta que te emocionases, mira como el Estado masacra la Cultura.
Un beso y salud.

Temujin dijo...

Bueno, perseguimos la seguridad total y no existe cuando halla una maquina que nos la proporcione, siempre tendremos miedo de que se rompa...Asi cambiamos miedos por consumos.

marcela dijo...

Temujin, como siempre estás muy acertado. Ya estamos cambiando necesidades por deseos. Antes deseábamos, ahona necesitamos. Y es falso, no necesitamos más que bienestar.
Un abrazo

V dijo...

Yo no me fiaria mucho del control V.....te lo digo por experiencia....un abrazo

Blue dijo...

¿Y cuando dices que sale ese teclado?. Pagaría un puñado de euros por él, jaja.
Bueno, y por las cosas ricas que no engorden.

Besos, Marcela.

Contratar a Jesica Cirio dijo...

Me encantó la imagen en GIF, me tomo sorprendida!!! genial!!!