domingo, 23 de noviembre de 2014

lavamanos y lacayos


Mientras España llora a una Duquesa "que se saltaba todas las normas" y se les olvida que además de ser un personaje divertido poseía unas tierras repartidas por ayudas reales y cambiadas por pleitesía y le aplauden, todos esperan la salvación con PODEMOS.

Pero España y el mundo sigue desvelando tramas y corrupciones mientras todos miran para otro lado y se tapan la nariz.
Es inaudito las encíclicas de los prebostes Botín a través de El País "su casi-periódico al que han tenido que dar cancha por toda la deuda que les adeuda.

PASEN Y LEAN A SOR PATRICIA:

...el mensaje de la presidenta del Santander era legítimo en tanto en cuanto incide en que “los bancos existen para contribuir al progreso de las personas y las empresas. Está en nuestra mano apoyar el crecimiento, generar riqueza, crear puestos de trabajo e invertir en la sociedad en la que desarrollamos nuestra actividad. Si no cumplimos nuestra función, no progresan ni los bancos ni la sociedad a la que servimos. Y si actuamos con negligencia se destruye la confianza de la sociedad. Demasiados banqueros perdieron de vista su función básica antes de la crisis. En Santander, queremos hacer una banca sencilla, cercana y transparente”.

La presidenta del mayor banco de España expone en un periódico de la que es accionista los nuevos principios de la banca sin mostrar el más mínimo arrepentimiento por el dinero perdido por clientes y accionistas por la gestión de la familiaPrincipios loables que, no obstante, habría que preguntarse por qué la nueva dama del primer banco de España no aplicó en los años recientes cuando su entidad, de la que ha sido consejera desde 1988, se vio envuelta en escándalos que hicieron perder dinero a sus clientes, amén de quilates de reputación. Nos referimos al corralito del Banif Fondo Inmobiliario, pérdida del 40% en Valores Santander, Lehman Brothers, Madoff Optimal, etc… así como al propio apellido -2.000 millones en Suiza con la misma excusa que utiliza ahora Jordi Pujol, herencia olvidada-.  

Ni ahora el más mínimo reconocimiento de culpa, de arrepentimiento, de pedir disculpas por parte de la familia Botín porque cuando habla de los banqueros que “perdieron de vista su función básica antes de la crisis” habla de un plural impersonal, de unos señores no identificados, de esos supuestos directivos que antepusieron sus intereses personales a los de sus stakeholders, palabra de moda en el mundo financiero que incluye a accionistas, clientes, proveedores y empleados.

Porque una cosa es predicar y otra dar trigo. Está muy bien hablar de cuidar a los empleados y luego prescindir de 4.000 por la integración de Banesto; de velar por los intereses de los accionistas, pero haberles diluido hasta la saciedad con tanto dividendo en papelitos y no en dinerito (el número de acciones ha pasado de 7.994 millones a 11.998 mientras el beneficio se ha dividido casi entre dos). 
Si el expresidente de Bankia reconoce que no se sabía la ley de cajas, ni si tributaba o no a Hacienda por las tarjetas black, ni cómo funcionaban los mercados de capitales, ¿cómo le ha tenido el Santander como asesor internacional? Es evidente que una sociedad capitalista como la occidental necesita bancos sanos, que presten dinero, su labor principal milongas aparte, que antepongan la relación largoplacista con el cliente al cortoplacismo de los hedge funds ante los que se ha plegado tanto directivo motivado por unos bonus millonarios e indecentes, por unos planes de pensiones de 90 millones, como el que tenía Alfredo Sáenz. Equilibrio entre los beneficios y los valores.

Cuando el presidente de un banco se mete a columnista, a escritor, a periodista, cuando alquila por un día la página relevante de un periódico para difundir sus ideas sobre cómo debe ser el sistema financiero del futuro, la curiosidad se pone en guardia. Cuando ya no es solo un banquero, sino una familia entera, la singularidad acentúa las suspicacias sobre qué pretende el banco y el papel del medio de comunicación. (El Confidencial)

Y cuando el Presidente de ese periódico habla de las tropelías que se han cometido, como si el fuera Pilatos lavándose las manos en un curioso editorial días atrás, algo está pasando y más que va a pasar sin que ellos se den por enterados.


(foto partisana)

6 comentarios:

Temujin dijo...

A mi hay una cosa que me causa "orgasmos financieros", cuando te hablan de "productos de inversion", eso esta bien en quien vende y compra cosas diferentes, pero que yo sepa los bancos aqui solo trafican con dinero y con esto de llamrlo "producto" quieren hacer tangible lo que ellos saben que no lo es.
Por lo demas es mejor que los bancos sean privados con una legislacion adecuada, no hay cosa más peligrosa que un politico con "mando en caja".

fiorella dijo...

La impunidad, no es otra cosa. Respecto a lo que dice Temujín, el tema no es sin son entidades privadas o públicas, el asunto está en que la autoridad financiera principal de un país es su Banco Central o como se llame según el país que sea. Es el encargado,junto con otros organismos de la órbita económica, de controlar, supervisar, auditar,etc...el sistema financiero. No hay que inventar nada, está todo inventado. Ahora, si en esos organismos no se cumple con el propósito para el cual fueron creados, por ley, pasan las cosas que pasan.
Porsupuesto que en este cambalache de sinvergüenzas y mafiosos, además de banqueros, hay un poder político que sustenta el accionar y su total impunidad ya que son partícipes directa o indirectamente del saqueo sistemático de los dineros públicos. Por que son dineros públicos y que encima, ahora, sumandole rescates varios,etc...pagara toda la sociedad, menos ellos,claro. Un beso

Genín dijo...

Este sistema bancario que es uno de los pilares que sirve al establishment que manda en tantos países, incluido el nuestro, para beneficio de unos pocos y mal de demasiados, no es de mi agrado desde hace muchos años, ni uno ni otro, lo lamentable es que no encuentro otro modelo a sugerir, y desde luego, Podemos está muy lejos de mi confianza, así que habrá que seguir con el régimen de ajo y agua... :)
Besos y salud

Blue dijo...

Nos engañan, pero si nos lo proponemos podemos creer en cualquier cosa. ¿Podemos o no?, jaja.

Besos,Marcela.

V dijo...

Pues sì. Como vivo en la ciudad que da nombre al banco ¿o es al reves? te añado que x aquì estan construyendo un centro a lo guggenheim....como legado cultural....con la complicidad de los politicos de turno.....que desean inaugurarlo un par de meses antes de las elecciones.
Me da que no va a estar.....va a ritmo de palacio....y x aqui anda todo el mundo genuflexo ante la inmensa gloria que supone que el padre de Ana Patricia se monte su propio mauseleo a su gloria y con su nombre. Eso si, en mitad de la bahia....a gusto del que manda....un abrazo

Contratar a Axel dijo...

Parte el alma, pero la corrupción pulula en todas partes, en todos lados...