jueves, 18 de septiembre de 2014

Una sociedad de locos, ansiosos y depresivos.



Todo indica que en Occidente la locura empezó a considerarse una enfermedad contagiosa, y hasta una epidemia, en el Renacimiento.
McLuhan decía que el Renacimiento produjo un gran dolor cultural, pues supuso el hundimiento del sistema feudal y medieval, en beneficio de los burgos y los burgueses, que trajeron consigo la imprenta.
Pues bien, esas ciudades gobernadas en buena medida por los burgueses se llenaron de locos y hubo que internarlos. ¿Dónde? En las antiguas leproserías que habían quedado vacías desde que la lepra empezó a remitir tras la última cruzada, como explica Foucault en Historia de la locura.
El Romanticismo también produjo un gran dolor cultural. De hecho se trata de un movimiento presidido por el dolor cultural y social, que dará origen a no pocas revoluciones. A través del Romanticismo, Europa se preparó para la Obra en Rojo de sus inmensas guerras civiles.
Con el Romanticismo la locura volvió a parecer una epidemia, como era una epidemia la tuberculosis. Y llegamos a los siglos XX y XXI, para comprobar que casi toda la población tiene problemas vinculados a la salud mental: ansiedad, depresión, estrés, apatía, hiperactividad, angustia, desesperación... Si no fuera por la farmacopea tendríamos a más de la mitad de la población en los manicomios.
¿Somos la cultura de la ansiedad y la depresión?
Da la impresión de que sí. Y además desde hace tiempo. Sería conveniente detenerse a pensar por qué nuestra propia cultura nos deprime por un lado, y por otro nos llena de ansiedad. ¿Qué mecanismo venenoso está como imbricado en el sistema generando desdicha desde su mismo centro?
...
(Jesús Ferrero)


6 comentarios:

Temujin dijo...

Borrachera, resaca, nos gastamos todo y no tenemos un euro, melenas de jovenes y luego calvos (algunos , que luzco un gran masa capilar)

Blue dijo...

Creo que no vivimos de acuerdo a las leyes de la naturaleza y eso pasa factura.

Besos,
Marcela.

David dijo...

Pues no sé. Me gustan el titular y la foto, y creo que es un poco lo que dice Blue. En realidad siempre he pensado que los humanos nos comportamos de forma irracional, estúpida, egoísta...y claro, eso se nota...en los que lo sufren y hasta en los que producen ese torrente de locura.
Un saludito.

Genín dijo...

Me sorprendí al saber que en el mundo se suicidan 800.000 personas al año, muy sanos no debían estar...
Besos y salud

V dijo...

Ya....siempre he pensado que es una pescadilla que se muerde la cola... con apatia, depresiòn, ansiedad y demas uno no puede disfrutar como es debido de tanta cultura y tanta vida que nos evitarian caer por el precipicio del desànimo...no se....un abrazo

Anónimo dijo...

Un poco de imformación:


ultura.elpais.com/cultura/2014/03/18/actualidad/1395166957_655811.html