lunes, 9 de junio de 2014

fondo para la salvacion de la humanidad


"Hay que organizar con urgencia el Humanity Salvation Found. el Fondo para la Salvación de la Humanidad, con un capital de dieciséis billones paridad oro, con una tasa de interés del 4 % anual. El dinero del Fondo servirá para pagar a todos los creadores: inventores, científicos, técnicos, pintores, escritores, poetas, dramaturgos, filósofos y proyectistas, según las normas que siguen: quien no escribe nada, no proyecta, no pinta, no patenta ni propone nada, cobra una remuneración vitalicia de 36.000 dólares al año. 
Quien practica una de las actividades arriba mencionadas, recibe proporcionalmente menos. (...) Gracias a este sistema, sólo cometerá un acto de creación un verdadero altruista, un asceta del espíritu que ama al prójimo y no a sí mismo, deteniéndose automáticamente la producción de la basura que se vende ahora. (...) No obstante, el egoísmo se manifiesta tanto en la avidez de peculio cuanto en la de la fama; para quitarla de en medio, el Programa de Salvación instaura el anonimato estricto de los creadores". Stanislaw Lem, 'Perycalipsis' (en el volumen 'Vacío perfecto', editorial Impedimenta).


"Para el caso de una actividad creadora clandestina se establece un sistema de castigos y represiones, incluyendo demandas judiciales entabladas por un organismo especial de Control de Emergencia. Se instituye igualmente un cuerpo nuevo de policía, los llamados Patinantes (Patrullas de Investigación Anticreativas). De acuerdo con el código penal, aquel que clandestinamente escribiera, difundiera, sugiriera e incluso señalara disimuladamente al público cualquier fruto de la creación, deseando obtener gracias a este procedimiento lucro o renombre, sufrirá el castigo de incomunicación, trabajos forzados y, si reincide, el de reclusión en una mazmorra con cama de piedra y azotes en cada aniversario de la comisión de su delito. (...) En cambio, no se considera delito la grafomanía pura, sin pretensiones de lucro. En cualquier caso, las personas sujetas a esta tara son aisladas de la sociedad por ser peligrosas para el orden, e ingresadas en instituciones cerradas, suministrándoseles, por motivos humanitarios, grandes cantidades de tinta y papel. Ni que decir tiene que la cultura mundial no sólo no sufrirá menoscabo por culpa de esta reglamentación, sino, por el contrario, empezará a florecer. La humanidad volverá a las grandes obras de su historia, ya que la cantidad de esculturas, cuadros, dramas, novelas, aparatos y máquinas es en este momento suficiente para las necesidades de varios siglos. A nadie se le prohibirá tampoco que se dedique a los llamados descubrimientos que hacen época, a condición que no los pregone". Stanislaw Lem, 'Perycalipsis' (en el volumen 'Vacío perfecto', editorial Impedimenta).

A los editores con animo de lucro y especialistas en basura encuadernada, se les somete a pena de prisión mayor perpetua y condena a leer hasta el fin de sus días, los libros que perpetran ( la idiota)

14 comentarios:

Genín dijo...

Que alivio he sentido al ver que no me corresponde pena alguna... :)
Besos y salud

marcela dijo...

Claro Genin, las buenas personas que viven en sus ranchitos sin molestar a nadie,, lo unico que les corresponde es disfrutar.
Besos y salud

marcela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
V dijo...

Tentado estoy de proponerme a mi mismo para custodiar y distribuir el fondo...pero igual me descubro...
Cuanta razón llevas respecto a los que perpetran en nombre de la fama y el dinerito fácil...y la codicia, y la vanidad...mejor no sigo. Un abrazo

marcela dijo...

Podemos crear la fundación, porque en lugar de ONG'S que se llevan la pasta, primero habría que educar para la cultura y la inutilidad del lucro. Te hago presidente.
Un abrazo, gracias por tu visita.

David dijo...

Tiene gracia el texto (y mucha verdad).
Y ahora en serio. Tengo un amigo editor que edita de verdad sin ánimo de lucro (y así le va, claro; pero tiene un buen catálogo, también es verdad).
Un saluo.

David dijo...

saludo, claro. Es por escribir rápido.

marcela dijo...

David, me alegro verte por aqui. Si existen seres sin animo de lucro, pero lamentablemente sus autores pasan hambre. Pero felicítale de mi parte, y un gran abrazo.

Frankie dijo...

Coincidimos plenamente y me congratulo por ello (qué vocabulario, por dioss) en el aprecio y la admiración por Stanislaw Lem, ese genial escritor polaco maestro de la ironía y la argumentación fina. Una sorpresa muy agradable para mí, que te hacía pintando bodegones por la huerta.

Besosss.

Temujin dijo...

Como lo pille Barcenas, os vais a enterar...¿que hay de lo mio?

marcela dijo...

Frankie, voy y vengo de la huerta, que es huerta pero no da frutos. Tengo unas ardillas que s ehan invitado y comen hastala última flor, si a eso añadimos que no soy nada huertana, lo que hago es darme paseos de aquí por allá y por el camino me entretengo. tenemos que quedar, sin ánimo de lucro.

Anónimo dijo...

Temujin,Bárcenas es el ideal para nombrarlo tesorero, que es el único que guardaría las cuotas a salvo en Suiza.
Un beso.

Blue dijo...

Patinantes, jajaja.
La verdad es que no estaría mal hacer el experimento por un tiempo larguito para ver qué pasaba y quienes quedarían.
Bueno, del castigo la verdad es que no soy partidaria, jaja.
Besos, Marcela.

marcela dijo...

Blue, llegado a este momento de mi vida soy partidaria del castigo. La culpa siempre busca castigo, según los clásicos.
Besos