jueves, 26 de diciembre de 2013

el hombre que amaba todo el año





Navidad es un momento azúcar, que en ocasiones a los propensos a la diabetes, nos sienta verdaderamente mal. Hay que ser feliz por narices y tener familia por "huevos" aunque sean los de pascua. E incluso los que se odian, aparcan y dicen amarse. No hay más que ver las comidas y cenas de empresas.
Así que a los que decidimos desertar del "campana sobre campana", se nos hace verdaderamente duro y estamos deseando que comience la cuesta de Enero, que es mucho más liviana.

Hoy les quiero hablar de amor para todo el año, y es el que sostiene a una pareja: Bob y Linda. Hace unos años se trasladaron a la Costa Este de Estados Unidos, contentos y felices para inicar una nueva vida. Sin embargo, como en todos los cuentos los finales felices son raros, la pareja tuvo que lidiar con una cáncer de mama que descubrieron a Linda, y que volvió a reproducirse.

Bob era fotógrafo y en lugar de ponerse el pin rosa en la solapa, se armo con sus cámaras y un amigo dedicándose a recorrer paisajes ataviado con un tutú rosa - que más que dejarle en rídiculo- lo convirtió en un hombre amado por todas las mujeres.
No era un macho alfa, era un hombre dispuesto a hacer reír a aquellas que habían perdido la sonrisa. Además publicó un libro para recaudar fondos para la luchar contra el cáncer. 

Bob dice, que por extraño que parezca, el cáncer les ha enseñado que la vida es buena, que aunque puede ser difícil, lo mejor que se puede hacer para afrontar los días, es reírnos de nosotros mismos, y compartirlo con los demás. !Qué gran hombre!  Tiene dos cualidades esenciales: ama y hace reír. Me gusta y le admiro.
Incluso sus fotografías, me gustan mucho.

Amigos, hay que amar todo el año. Y demostrarlo cayendo en el ridículo, aunque sea el más espantoso. Porque como decía Pessoa todos las cartas de amor son ridículas. Y Navidad son unos días para hacer caja en las grandes superficies. Nada que ver con el amor.

14 comentarios:

Cheli dijo...

Tal cual.
Me enferma la hipocresia de estos dias.
Tambien me gusta y admiro al protagonista de tu historia; esas son las cosas que te ayudan a creer en el ser humano; en una epoca en que confio mas en mis gatos que en nadie mas.

marcela dijo...

Yo también considero que los animales que nos acompañan no son hipócritos, y sobre todo no se ríen.
Un abrazo.

Genín dijo...

Bueno...
Si es posible lograrlo sin hacer el ridículo mejor...
Pero este hombre no ha hecho el ridículo ni de coña, al contrario...
Te voy a confesar algo, siempre me quise poner un tutú blanco y bailar el "Lago de los cisnes", pero claro, ya sabes que yo soy un tío que está "tocao" o sea, a no tener en cuenta... :-)
Besos y salud

David dijo...

"hay que amar todo el año."
Eso es...
A mí no es que me hayan hecho mucha gracia las fotos...pero la historia es bonita... y lo de reírnos de nosotros mismos y compartirlo con los demás, también lo comparto. Lo que pasa es que por aquí se lleva lo de que se ríen de nosotros, y además no comparten nada de nada...
En fin... cambio de tema.
La cuesta de enero será liviana en ese sentido, y estaría bien que también lo fuera en otros (jaja).
Un abrazo.

pilar mandl dijo...

Excelentes fotos "navideñas" ... Se puede decir que ha conseguido lo imposible. Son muy auténticas. Me gustan. Lamento el motivo que le han llevado a ellas pero apaudo la manera de hacerlo. Espero que tengan un final feliz.

Blue dijo...

Sí, pero el detector de hipócritas hay que tenerlo activado todo el año, y no solo en estas fechas. En fin, yo no veo mal que una vez al año parezcamos buenos, jaja.

Vi las fotos y venía dispuesta a reírme, pero veo que la cosa es seria. La que más me gusta es la última, me parece la más tierna, pero no sé decir por qué.

Besos, Marcela.


marcela dijo...

Genín, no esperaba menos de tí. Eres mi ídolo,y como bien dices no ha hecho el ridículo ni de coña. Y la verdad es que entiendo lo de ponerse el tu-tú blanco.
Aún tienes tiempo de hacerlo y yo te aplaudiré con ganas.
Un abrazo fuerte.

marcela dijo...

David, reírnos es lo único que nos diferencia de los políticos y banqueros que siempren están haciendo ver que son importantes. Bueno, se ríen forzadamente para las fotos, porque lo exige el guión. Pero se toman muy en serio y no saben que cada vez no hacen menos gracia, y los tomamos menos en serio.
Un abrazo de inicio de año,

marcela dijo...

Pilar, son excelentes porque la causa y el tipo son excelentes, y seguro que le ha servido de terapia a él y a su mujer. Es un placebo magnífico.

marcela dijo...

Yo lo tengo activado, pero no soporto la navidad. Será algo consustancial al villancico y a que en mi barrio todos se ponen pelucas de espimillón. Están ridículos, y no como el gran hombre del tu-tú.
besos.

Temujin dijo...

Os advierto Papa No es y los Reyes "Majos" no existen, es mentira, a mi también me engañaron de pequeño, ojo que hay mucho timador por ahí..

Carmela dijo...

Yo creo que en nosotros está caer o no en ese mundo de papel que puede resultar la Navidad y en los falsos cariños, pero creo que es una buena excusa para juntarse los que andamos desperdigados por esta ancha es españa, y nos queremos de verdad, aunque se que cualquier otra fecha podría ser igual. El detector, como dice Blue, en piloto automático!! todo el año
Las fotos magníficas, ellas y el motivo.
Te deseo un buen año aunque sea sin azúcar, Marcela.

marcela dijo...

Temujín, en un determinado momento Zapatero se convirtió en un Rey Mago, y la verdad es que nos dejó mucha mirra. El Papa Noel que está ahora debería ir a las tierras polares, allá se encontraría con la frialdad de sus recortes.
Un abrazo.

marcela dijo...

Carmela, está bien que nos junte cualquier motivo, y si es este tan manido de feliz Año Nuevo, me pongo a ello.
Te deso lo mejor, un beso