martes, 13 de marzo de 2012

las reuniones y estar en grupo rebajan el nivel intelectual



Hay ocasiones en que he salido -muy pocas- a comer con varias personas y he notado que me he sentido estúpida durante toda la comida. Las reuniones generalmente me dejan en estado catatónico, nunca se resuelve casi nada y cuanto más duran, menos eficaces son. Hasta ahora, todo esto eran meras especulaciones mías, pero resulta que tienen base científica.
Los investigadores de un Instituto de Virginia, han demostrado que somos menos inteligentes en grupo que por nuestra propia cuenta.  
Sucede además, que cuando estamos con otros a los que consideramos más listos que nosotros, respondemos volviéndonos más estúpidos de lo que somos habitualmente.
En el estudio reunieron a unos grupos de estudiantes con un CI medio y descubrieron que en grupo, respondían mucho peor que cuando el test se les hacía a solas.
Lo más estupendo y alentador sin duda, es el resultado sobre las reuniones en general. Varios hombres de negocios  declaraban que las reuniones les volvían más estúpidos y los investigadores han confirmado el hecho.
Sin duda es un hecho también científico que el aburrimiento reduce el CI y doy fe, que siempre que he asistido a una reunión larga y aburrida, me quedo tan atontada que entro en estado casi de inoperancia.
También he encontrado en internet, que los perros que se aburren se muerden más su propio cuerpo o se lamen sin parar. Lo que resulta bastante bajo intelectualmente, aún cuando se trate de un perro.
Y ya metidos en harina, el estar muchas horas sentados con las piernas cruzadas, esperando el próximo descanso para acceder al WC, hace que el cerebro pierda la información. Por no hablar del horrible "power point" que produce un aburrimiento sólo superior a los debates televisivos de cualquier especie. 
Todos estos hechos que son lo normal en las reuniones, y por el desánimo que pueden producirte ciertas personas con obviedades varias, deberían llevar a las empresas a obligar a las personas a trabajar más solas.
Cuando hay que hacer las cosas, lo mejor es dejar de analizarlas, sentarte en tu mesa, valorar el problema con información, que está al alcance de cualquiera con teclado y cabeza, agachar la cabeza y ponerte a trabajar.
Lo demás ya vemos a qué nos lleva: reuniones sin parar de políticos, parlamentos, grupos económicos y cumbres para encontrarnos con una crisis que cada vez se hace más profunda. 
Por otro lado, la mayoría de los grupos nos enseñan que su cabeza no está precisamente en su mayor actividad intelectual al estar juntos, para ello véase los monos, hooligans, fans, militantes o todo tipo de reuniones de reuniones de vecinos de una comunidad.
Cualquier reunión de grupo hace que sienta la necesidad de enfriarme la cabeza.

17 comentarios:

Maia dijo...

Pues no me asombra en absoluto. Cuando trabajaba en logística intentaba zafar de todas las reuniones (siempre me surgía un problema urgente jajajaja).
Y hablando de reuniones, prefiero las de a dos, las íntimas. Huyo de las multitudes por regla general. A veces, de todas maneras, uno tiene que permitirse ser tonto. A veces de esas tonterías surgen buenas historias. Pensar demasiado es contraproducente.
Besosss re-tontos.

David dijo...

Bueno, habrá de todo, como siempre, ¿no?
Si en las reuniones estás con gente creativa, que no te aburre y sirven para hacer cosas, pues... es que no sé qué tipo de reuniones han investigado esos de Virginia (dedican el dinero a estudiar cada cosa, de verdad, no lo entiendo...).
De todas formas, ya sabes que a mí lo del CI no es que me haga mucha chispa, y este tipo de estudios tampoco...pero sí, supongo que si están en reuniones o en grupos donde todos se limitan a asentir o el nivel está bajo mínimos, pues nos mimetizamos con el ambiente, como Zelig.
Un abrazo.

maryshelley dijo...

Maia, yo igual que tú no soporto las reuniones si no son de dos, o a dos.
Y verdaderamente si te fijas los grupos no piensan generalmente embisten.
Está comprobado que creemos que esas reuniones de dirigentes o de pensantes son algo productivo cuando la realidad es que de ahí no suele salir más que acuerdos que se desmontan antes de la próxima reunión.
Y estoy de acuerdo que de las tonterías puede salir algo positivo, de las reuniones serias lo dudo.
Un beso

maryshelley dijo...

David claro que hay de todo, reuniones tontas y listas, lo único que creo basándome en algunas experiencias que las hay más tontas.
Las Universidades americanas ya sabes que hacen estudios sobre todo, algunos tontos pero tienen muchos más premios Nobel que las nuestras que hacen otro tipo de estudios.
Yo no sé si en Sillicon Valley se reúnen, pero sé que Gates estaba en un garaje trabajando codo a codo con otro. Reuniones de más de dos hay muchas como los ministerios y los consejos de bancos. En el Parlamento- se duermen- y el senado que suele estar vacío.
Un saludito.

India dijo...

Yastá! ahora lo entiendo! jijijijiji el hacerme invisible cuando hay grupo es mi granito de arena a que disminuya lo menos posible lo interesante de la reunión!
En serio, tiene su lógica... por un lado, cuando hay muchos con ideas que exponer, algo de tiempo se ha de "perder" en escuchar a los otros. Y por otro lado, es posible que en las escuchas surjan nuevas vías y se anulen las que uno llevaba aprendidas, lo que te hace tener que meditar las nuevas... no es plan de hablar de lo que no se está convencido... nusé... conjeturas, se me ocurre, como estoy sola...jaaaaaaajajja
Achuchones... cuidado con los hielos, que en sólido no, pero en líquido se mete por tós laos!

Genín dijo...

Nunca me aburro.
Hace años que prefiero los grupos muy cortitos o la soledad.
Pero como dice David, habrá de todo.
Besos y salud

fiorella dijo...

Ultimamente,por razones de trabajo, tengo reuniones y tal cual este post.Un beso

fiorella dijo...

Me encanta la foto nueva de cabecera!!

Blue dijo...

Ay, Marcela, esto me encantó, ja, ja.
Yo, con la edad, voy aprendiendo e incluso llego a decir frases coherentes, pero lo cierto es que mi especialidad era la de India: la invisibilidad. Sentirse estúpido es poco...me faltan palabras.
Del powerpoint mejor no hablar. Imágenes sí, pero ver por escrito lo mismo que estás escuchando, con letras que aparecen por la izquierda, por la derecha, difuminadas, en cascada, etc, te hace sentir más tonto todavía.
Lo peor es que en ciertos sitio se ha convertido en una obligación.
No hay nada como estar solo cuando nos entendemos con nosotros mismos.
Besos.

marcela dijo...

India,creo que es un postura importante, si te callas tu que posiblemente subirías el nivel, la reunión se viene abajo y lo que es mejor, se acaba antes.
Besos

marcela dijo...

FIorella, cuando oigo la palabra reuniones me eriza el pelo. Otra palabra que odio es "esta reunido", aquí, en nuestra incompetente España, es habitual que ningún jefecillo se ponga al teléfono.
Que te sea leve, y que sean lo mas cortas posibles.
Besos.

marcela dijo...

Blue, te imagino en las reuniones callada porque lo que oyes te parece música de la peor. ¿ Quien inventaría las reuniones? Seguro que uno que estaba muy aburrido.
Un abrazo

Temujin dijo...

Por fin alguien que comparte mi punto de vista sobre las estúpidas e ineficaces reuniones. No puedo estar más de acuerdo con ello. Nunca se saca nada en claro, es como gobernar un barco son cien capitanes, un fracaso, una perdida de tiempo y un despilfarro. Aunque ahora se promocione la cultura de hacerlo todo en grupo, a mi me parece una chorrada mayúscula

maryshelley dijo...

Temujin, estamos en muchas cosas más que de acuerdo. Esa cultura de la "reunión" no ha llevado más que a pérdidas innecesarias de tiempo y lo que es peor a decisiones de lo más equivocadas. Jamás he visto que varias personas reunidas hayan realizado algo importante para la humanidad. Por cierto, Einstein, Shakespeare, o cualquier científico llegaron a hacer alguna de sus obras o inventos reunidos...?
Sin embargo los militantes y socios deportivos lo único que han inventado es el grito unánime.
Un beso

Frankie dijo...

En las reuniones se suele dar una reproducción y calco exacto de las jerarquías previas. Si algo en la empresa funcionaba mal a causa del pollino o pollinos que la dirigían, reunirse con estos asnos no estimulará la creatividad, precísamente.

Muy al contrario: estos borricos intentarán reafirmar su liderazgo, multiplicando la incompetencia general. Yo también lo sé por experiencia, ay.

Besos.

marcela dijo...

Frankie, lo sabemos porque lo padecemos. Creo que hay que organizar guerrillas contra esas reuniones que nos llevan al abismo, económico e intelectual. Si algo puede salir mal, monta una reunión.
Besos

la chica del boli turquesa dijo...

nuy interesante, yo también lo pensaba, pero ahora se me confirma, gracias! ;)