miércoles, 29 de junio de 2011

una historia refrescante


En la historia han ido sucediendo otras cosas extrañas. En la primera mitad del siglo XIV, la situación financiera del rey de Inglaterra no era de las más halagüeñas. Entre otras cosas, el rey había pedido prestadas a los comerciantes florentinos sumas tan considerables que sólo pensar en el pago de los intereses bastaba para provocar dolor de cabeza a sus contables.

Cuando en 1337 declaró la guerra al rey de Francia por causa de aquellos benditos viñedos franceses, el rey Eduardo creyó -como creen todos los que declaran la guerra que la suya sería una guerra relámpago y, tal como ocurre con todos los que proyectan una guerra relámpago, se equivocó de medio a medio. Su guerra relámpago duró, como ya se ha visto, 116 años, y él no vivió lo suficiente para saberlo. Lo que sí comprendió, sin embargo, desde el comienzo del berenjenal, fue que sus recursos financieros no podrían sostener el coste de la empresa.

Poco después de 1340 se declaró en bancarrota e informó a los banqueros florentinos de que no pagaría sus deudas. Para los florentinos fue una pérdida desastrosa. Más aún. Desde un punto de vista psicológico fue un verdadero shock. Si en el mundo de los negocios no puede uno fiarse de un caballero inglés, ¿de quién diablos podrá fiarse? Los florentinos sacaron las consecuencias lógicas: abandonaron el comercio y la banca y se dedicaron a la pintura, la cultura y la poesía.
Así se inició el Renacimiento mientras sobre la Edad Media descendía la palabra
FIN

18 comentarios:

pilar mandl dijo...

jajaja, nos iremos culturizando...

Desclasado dijo...

A ver si te escuchan los florentinos del FMI, jajaja.

¿Dónde es la foto?

Besos.

Blue dijo...

¿Estamos ante otro Renacimiento?
Marcela, que veo mucho poeta desatado por ahí...y lo digo en serio, aunque me temo que no son banqueros sino otro tipo de sufridores.
Besos

C C RIDER dijo...

Muy interesante lo que cuentas de los banqueros florentinos, los genoveses con los Reyes católicos tuvieron más suerte pero la ciudad continuó sin embargo cultivando las artes para las clases burguesas.

marcela dijo...

Pilar, ya lo estás haciendo. El no hacer nada es el principio del pensamiento filosófico. Disfruta, sé feliz y piensa mientras descansas.
Un abrazo

marcela dijo...

Desclasado, los florentinos del FMI están desenvainando sus dagas...para clavárnoslas en nuestros corazones.
Pero la historia es bonita, e incluso puede suceder, que una vez perdido todo, tengamos que dedicarnos al arte,o artesanía. YO ya he empezado.
Un beso.La foto es de Suiza.

marcela dijo...

Blue, he pasado por tu casa y veo que coincides en que las crisis hay que aprovecharlas para iniciar nuevas cosas. Si las cosas van bien nunca se cambia nada...
Besos

marcela dijo...

Los genoveses también le daban al pincel y la pluma, creo que es propio de Italia. Espero que ahora en Gracia empicen a filosofar en serio.Y no esperan otra vez a cabrearse cuando se han fundido la pasta. A los gobiernos hay que pararlos en sus euforias.
Bienvenida a mi blog. Un saludo

mariajesusparadela dijo...

Tu no puedes creer que si dejamos de pagar las hipotecas los banqueros se hagan pintores y poetas...
Yo creo que ahora está pasando al revés ¿no ves que donde más arte hay es en Grecia?

Frankie dijo...

Los mejores poetas o, al menos los más felices, son los subvencionados. También lo son aquellos que contemplan las puestas de sol en Dubai, desde alguno de los superrascacielos con alquileres carísimos.
La inspiración es hija de la felicidad y el relax. Lo demás, tan solo son pataleos de desesperación.

(modestamente, un buen tema de debate para horas y horas de cervecitas noctámbulas, jeje)

Besísimos, Marcela

Blue dijo...

Los mejores poetas y los poetas felices ¿Pueden ser lo mismo?
;-)

Frankie dijo...

No, quizá no sean lo mismo. A buen seguro, les diferencia esa "impagable calma búdica que proporciona una buena cuenta corriente". (Woody Allen)

Mas besos imposible :)

marcela dijo...

María Jesús: es una metáfora-cuento que sin duda creo que tiene bastante de realidad. Cuándo dejas de creer en el dinero te pones a vivir y dentro del vivir está el hacer arte, aún cuando no se sea artista. Los griegos tienen mucha cultura, quizás un poco olvidada. Si hubieran paseado pensando, al estilo griego, el gobierno no les habría vendido por unos cuantos miles de millones.
Vivir y filosofar, se van a convertir en un deporte...ya sé que peco de optimista, pero soy una pesimista con alegría y confianza.
Y además liberal de izquierdas.

marcela dijo...

Frankie, el dinero no lo es todo. Lo sé de buena tinta. Y también creo que sin duda es mejor escribir sin pasar frío al teclear. No hace felices más que a los que se sirven de él.
El dinero está para gastarlo.Y conozco a muchos que lo cuidan.
Un beso gratis total...

marcela dijo...

Los buenos poetas no suelen ser muy alegres, los que gustan de la poesía se alegran con ella.
Besos Blue

marcela dijo...

Frankie, Woody no es de mucho fiar en cuantoa sus sentencias. Aciertos tiene y creo que es un irónico un tanto ciníco. Pero no griego...

fiorella dijo...

Que corto me resultò el post. Muy didáctica para contar y eso me atrapa, creo que te escucharía horas.
Artesanía, volver a "el como hacer" y no el "donde comprar".El dinero es un papel que va y viene. Cuando la crisis me quedé con un cheque(papel al fin también)en la mano y los bancos cerrados. 60 días hábiles con ese papelito....me cambió la cabeza del todo.Un beso.

marcela dijo...

Fió,antes de la llegada de la crisis que la vi antes del 2007, cuando nadie la veía tuve que dejar de trabajar, las cosas económicas se complicaron por desidia. Hubo un momento un poco difícil, a partir ahí me rehice totalmente. Comencé una nueva vida, mas grata, mas low y mas wabisabi,jejeje besos, y gracias