domingo, 19 de junio de 2011

imagen de los violentos


Hoy tocaba salir, y vamos a tener que hacerlo más días. Paso por el blog de Blue y el de Desclasado y hago mías sus propuestas.
Lamentablemente problemas físicos me impiden manifestarme, pero tricoto un arma cargada de futuro...

Y una parabola...
El mundo no necesita descubrir nuevos continentes, sino nuevos hombres.
Y encuentro una parábola del funcionamiento de ciertas políticas. Era en la antigua URSS, ahora los tiempos han cambiado pero los acontecimientos económicos siguen siendo los mismos. El capitalismo es un tren en marcha que necesita más vías, más carbón, más impuestos, más sacrificios no de los que llevan la máquina o viajan cómodamente sentados mirando la ventanilla, sino de los mineros que extraen el carbón y de los que ponen las vías para hacerla andar.

Aquí está:
"El tren se dirige hacia un futuro luminoso. Lo conduce Lenin. De pronto: stop, se han acabado las vías. Lenin apela a la gente pidiendo que trabaje horas extras los sábados; se colocan más vías y el tren puede continuar su viaje. Después se pone a conducirlo Stalin. Y también se acaban las vías. Stalin manda fusilar a la mitad de los revisores y de los pasajeros, y obliga a los demás a colocar vías nuevas. El tren se pone en marcha. Jruschov sustituye a Stalin, y cuando se acaban las vías ordena desmontar las que el tren ha dejado atrás y colocarlas delante de la locomotora. Jruschov es sustituido por Brézhnev. Cuando vuelven a acabarse las vías, Brézhnev dispone que se corran las cortinas de las ventanillas y que se balanceen los vagones de tal manera que los pasajeros crean que el tren continúa en marcha" (Y. Bórev, Staliniada)

9 comentarios:

Desclasado dijo...

Jajajajaja.

Muy buena la comparativa entre capitalismo y comunismo = materialismo en ambos casos.

MARIAN dijo...

MUY BUENO, JAJAJA
UN SALUDO
MARIAN

fiorella dijo...

Claro como el agua,maestra!!. Un beso

marcela dijo...

Desclasado, si jajajaja. Verás el poder siempre quiere más. Es Saturno comiéndose a sus hijos. Las ideologías se aparcan en el momento que se sienta en el Palacio y se tienen las llaves.
Materialismo, incluso en el amoroso.
Besos, imagino que ya has visto que Jaime Botín presentó una declaración que le daba a devolver...

marcela dijo...

Marián, gracias pero sólo he puesto la búsqueda. El acañoncito es puro arte femenino...
Besos

marcela dijo...

Fiorella, si apruebas, me apruebas. Gracias por tu amistad y seguíme !!!

Blue dijo...

La parábola es tremenda.
¿No estaremos en ese punto en el que nos menean el vagón para que crean que nos movemos?
El tanque...me hubiera gustado ir a la manifestación en uno como ese, ja, ja, por lo menos aunque no dispare algo asustará ¿No?
Demasiada paz.
Besos tricotados.

India dijo...

Tampoco yo pude salir a la calle, Marcela... leí los posts de Blue y Descla y me daba coraje... menos mal que apareces tú.
Achuchones... calmaditos pero encorajados todavía...

Gata sin más. dijo...

¡Qué bueno el Bórev!
Me ha encantado.
Y esa fundita para el tanque con su pomponcito y todo para el cañón, ¡qué imagen tan bonita!
Bico.