lunes, 10 de mayo de 2010

!más dinero, es la crisis!

Cuando ya parecía que la crisis se remontaba- en el caso de España un mísero y manipulado 0,1-, llegaron los especuladores "sic", y mandaron parar. Grecia se incendia y los que están en sus poltronas no quieren arriesgarse a que la llama prenda por los cascajales mediterráneos. !Y eso que llueve sin parar!
Reunidos todos ellos, deciden inyectar otros 750.000 millones de euros para parar a los mercados. Habían pasado dos años después de aquellas reuniones de urgencia de los G-8 y G-20, que al parecer no sirvieron para encontrar tan controvertido punto, y sí para refundar el capitalismo.
Ahora, hacen como si se asustaran de lo malos que son los capitalistas, cuando les inyectaron en vena para que siguieran con sus prácticas..

A veces cualquier frase idiota se convierte en una verdad terapéutica si está bien citada y aparece en el momento oportuno. Antes de irme de viaje, leo por azar algo que dijo Maurice Bauer: "diez más cuatro igual a trece", y la verdad, me reconforta.

En 2008 el día 16 de Noviembre, se juntaron los sonrientes del globo, en la cumbre del G-8 con una agenda más que compleja: refundar el capitalismo. Ese era el lema de trabajo.La comida-reunión de todos los líderes fue como la del alcalde de Atenas en pleno levantamiento de la ciudad: obscena.

Decían que necesitaban tres tardes. Y refundaron lo que estaba fundado, pero con más fundamento que diría Arguiñano.

Me gustaría después de ésta inyección, que ha supuesto de nuevo la especulación más espectacular-hoy el mercado español sube un 10%-, que el comunicado final conjunto dijese:

¿Queremos aprovechar al máximo las herramientas del presente o directamente vamos al futuro y nos dejamos de joder?”


Eso, en el caso más que probable de que les guste el presente.
La cosa más extraña es que las declaraciones de aquellos momentos, eran las de regular los mercados financieros, y no que volvieran a sus prácticas. Dos años de prácticas sin multas ni regulaciones, han demostrado que los que saben conducir sus intereses son los mismos, y hacen lo mismo. Que son capaces de hacer estallar el sistema.
Otra vez, dos años más tarde tenemos que salvarnos de los que salvamos.
Se compran su tranquilidad. ¿Y la nuestra...?

*Yo también estoy perdida nunca encontré el punto G

9 comentarios:

Desclasado dijo...

Si no será porque no nos hablan claro. Leo en la prensa: los especuladores hunden los mercados, y no entiendo... No entiendo porque no sólo no cuelgan aún de farolas los especuladores que hunden países (mercados). No sólo eso: hay que darle mucho dinero a Grecia...para que los voraces especuladores puedan seguir alimentándose de dinero fresco.
Lo peor no es como nos mienten, lo peor es como asumimos, interiorizamos sus mentiras.

marcela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marcela dijo...

Así es: un trader -que no es lo mismo que un broker-, que hubiese especulado contra España, Grecia, Portugal, la semana pasada, en la que hubo caíadas del 14%, con la subida de hoy en nuestro mercado, hubiese ganado en cinco días un 25%
Ya no te cuento con otros instrumentos financieros...CDS, Deuda, etc.
Que sigan,el dinero no se acaba para ellos jamás.

David dijo...

Ay! Yo es que leo estas cosas y a pesar de la gracia con las que sueles contarlas... acabo por deprimirme. No sé...
Un saludo.

J dijo...

Los economistas no saben una mierda. Son como esos periodistas deportivos que el domingo por la noche dirán que el Madrid ha perdido la liga porque es un desastre de equipo o que la ha ganado porque es un equipo magnífico. Probablemente un gol, un balón que entra unos centímetros en una portería, decantará la balanza a uno y otro lado, y los razonamientos vendrán a posteriori, siempre a posteriori. Cinco años en una facultad de periodismo para decir algo que diría un penco si supiera hablar. Los que dicen saber de esto de las finanzas hacen exactamente lo mismo, y son tan incapaces de desentramar los caminos de la ciencia (¿) de los dineros como yo de alinear los colores en un cubo de Rubick sin despegar las pegatinas. Lo poco que he aprendido estos últimos meses es que la economía no se predice, sino que se dirige: las fluctuaciones de la bolsa, los índices que condicionan los tipos de interés, el valor de las emisiones de deuda pública… Ah, también he aprendido que los que la dirigen son unos perfectos hijos de puta.

J dijo...

Y en lo del Punto G no puedo ayudarte. Si al menos tuviera pegatinas…

Blue dijo...

Ahora dicen que está en peligro el estado del bienestar que, al parecer, nos tenía tan contentos ¿Y el suyo? ¿Correrá peligro?

Besos, Marcela.

pilar mandl dijo...

Uffff!!!!! más madera!!!

Blue dijo...

Amiga Marcela, ahora que ya estamos oficialmente en crisis espero que no te vayas y nos dejes solos...

:(