domingo, 9 de febrero de 2014

esconderse tras las sábanas. no sabe, no contesta.



No sabe, no contesta, no le consta, todo es por amor, y como otras muchas mujeres no sabe qué hace su marido. Pero le consta que lo que hace da para vivir  muy bien. Eso lo considera normal, puesto que siempre lo ha hecho.

Un lector a un comentario sobre las declaraciones de la infanta y con un seudónimo muy apropiado deja el siguiente comentario :..Hubo un tiempo hace ya muchos años que me dediqué a trincar pasta en una institución con fines benéficos dónde yo colaboraba. ( ya prescribieron los mangueos " ) Ahora soy una persona decente " mis suegros ya fallecieron" aunque siempre sospecharon del nivel de vida que llevaba su hija. Pero a mi mujer cuándo le preguntaban como hacía para llevar ese tren de vida con el salario de su marido. Siempre respondía lo mismo...no sé,no me consta, no pregunto. Y miéntras, vivímos de puta madre.Ahora con el Montoro la cosa se puso más jodida y solo trincan los amiguetes. Yo creo a Cristina Federica. No tenía por qué sospechar de su amor.
Publicado por: Xurxo Cordero Novo

Más vale ponerse una vez rojo que ciento amarillo. Dos que duermen en el mismo colchón tienen la misma opinión. Vivir bajo el paraguas es imprescindible para que la lluvia no te moje. Y además el patio de su casa es particular. Al corro las patatas comeremos ensalada como comen los señores. Canción protesta según Gabriel Celaya.

La entrada ha quedado un poco críptica, pero a buen entendedor pocas palabras bastan.

9 comentarios:

Blue dijo...

Las preguntas se hacen cuando no hay, pero cuando hay se tira para adelante sin mirar ¿verdad?
Ella no sabe de dónde le sale el dinero y nosotros no sabemos de donde nos salen las deudas.

Hoy está un día para enrollarse así en cama y olvidarse de todo.

Besos, Marcela.

Temujin dijo...

La Caixa es una institución benéfica que coge a personas enamoradas que no se enteran de nada para pagarles un buen sueldo para que sigan así.

Carmela dijo...

Anoche, una comentarista, (porque me niego a llamarla periodista) defendía a la susodicha y decía que como todas las mujeres enamoradas, firmaban lo que su marido le ponían por delante, porque le amaba y era su marido...... Sentí verguenza ajena.

Besos, Marcela

Genín dijo...

Vale, de acuerdo, yo le creo, pero deberá pagar ante la ley por ser gilipollas con nuestro dinero :)
Ya, ya se que se irá de rositas, a ver si su marido paga por ella...
Salud y besitos

Frankie dijo...

La ignorancia (supuesta) de la ley no te exime de su cumplimiento. Como esta idea no anide en los que dictan sentencia, la verguenza colectiva que nos invadirá por ser incapaces de impartir nuestras propias leyes va a ser de órdago. En fin, hace un frío que se las pela, y ojalá el apellido Borbón se les atragante a los susodichos.

Besos, Marcela justiciera.

marcela dijo...

Amigos: Pregunta: ¿ dónde vas. Respuesta infanta crecida: manzanas traigo. Y así hasta el hartazgo. Pero no sólo los borbones sino a todos los que llaman a declarar. indefectiblemente : no se, no me consta, no estaba.
Estoy emigrando al campo. Ya os contare. Y voy a la capital mundial de la corrupción: Moscú.
Besos, queridos .

Blue dijo...

Háblanos de Putin cuando vuelvas.
Queremos saber.
;-)
Buen viaje y mucho arte.

Besos.

La mano negra dijo...

A la pregunta del juez: ¿Se declara usted culpable o inocente? Responde el reo: Me declaro "infanta".

marcela dijo...

Mano negra, muy bueno.