sábado, 6 de abril de 2013

carta a un presidente autista


Estupefacto y autista presidente:

De mentiras están los palacios llenos. Y la Moncloa no es una excepción. Vd. siempre dice que está haciendo lo que tiene que hacer. Pero cuando se presento a las elecciones dijo que iba a hacer otras cosas. Sabemos que los mítines están montados para mentir, pero lo que no sabemos es si la mentira de un dirigente es causa penal, o por el contrario todos ustedes están aforados para no ser iguales ante la ley. Si hace lo que tiene que hacer, quizás es porque lo que pensaba hacer, no sabía como hacerlo. Y si es así, su proyecto o "business plan" era falso. Si un gerente presenta un proyecto inviable se le despide.  Así que no hable de desafección de los ciudadnos por la clase política, sino de desprecio de los políticos por los ciudadanos. Basta de dar la vuelta a una tortilla una y otra vez. Está seca, y es incomestible.

No me hago ilusiones de que lea usted este mensaje, pero aún así lo escribo para compartir mi visión con quien se digne leerla. No pertenezco a ninguna ideología política porque las aborrezco todas, incluida la suya y la de la oposición. De momento no voto, pero como pago mis impuestos religiosamente -sin culpa ni pecado-, tengo derecho a protestar. No me explique que si no voto, no opine. Nunca me van a convencer por mucho que apele a la democracia, palabra huera que además huele. No estamos en un estado de derecho, el tribunal de cuentas no las lleva, así que no votaré hasta que crea que conozco bien al candidato y al que lleva las cuentas del partido, y sobre todo del gobierno.

No voto a esas personas que representan al partido. Los dos partidos se han convertido simplemente, en las dos empresas con más puestos de trabajo de España. Agencias de colocación, para demagogos y genuflexos. Consecuentemente, por lo que acabo de explicar, hace ya tiempo que no voto. Los aplausos se los dan entre ustedes. Son personajes de Corte, que hace tiempo no huelen aire limpio.

Dejando preámbulos a un lado, el motivo de mi mensaje es para animarle a que siga implementando reformas, para incitarle a que las profundice aún más, para asegurarle que no se preocupe de los mercados. Los mercados tienen un periodo de atención y enfoque menor que el de un niño de dos años y, como tales, les dan berrinches pasajeros que se les olvidan con cualquier juguete. Si sigue así por fin en nuestro país todo el mundo sabrá más de las mentiras de los políticos y nos negaremos a  que nos sigan timando. Se aprende sufriendo. Se lo digo yo: lo único que se aprende es si nos obligan a abandonar nuestra zona de confort.

Para conseguirlo algo, debería olvidarse de los bancos malos y concentrarse en los ciudadanos buenos. Deje caer a los bancos que no supieron o no entendieron su propio negocio y traslade las garantías de los bancos malos a los ciudadanos buenos, para que esas garantías dejen de pesar en la hoja de balance nacional.

De todas maneras, las falsas expectativas de crecimiento no serán cumplidas ni en España, ni en Alemania, ni en USA, ni en ninguna otra parte del mundo. Las imprentas de los bancos centrales solamente aportan crecimientos artificiales que terminan con mayores burbujas. De manera que cuando explotan nos exponen a recesiones cada vez mayores que después culminan en la depresión que se avecina. Como consecuencia España doblará en su sufrimiento y usted pasará a los anales de la historia de los mediocres, o peor. Pero lo insufrible es que nos está haciendo caer en la melancolía, un estado propio de exilio o desafección amorosa, nunca de desafección política; porque paraliza.

Saque a España del euro, devalúe la nueva peseta hasta el punto que esta ocupe el lugar que legítimamente le corresponde, deje caer todas la empresas e instituciones que no se sostengan por su propio pie y permita que afloren las nuevas ideas, los nuevos empresarios y jóvenes emprendedores, y acabe con el colapso de la droga del apalancamiento. Despida a todos los funcionarios que están duplicados y a algunos más que no producen- como los asesores- que visto está que solo sirven para pago de impuestos excesivos por parte de los contribuyentes. No permita que el gobierno siga entrometiéndose en la economía, para repartir a los amiguitos del "alma". Permita que la economía, por si sola, sea el fertilizante eficaz que genera nuevo crecimiento. Pase esa página tan antigua de dar de comer a los comisionistas o conseguidores y mueva el dinero hacia los que trabajan en serio.

Sea benévolo con los necesitados de nuestra sociedad, pero intolerante con los que abusan de ella. Soy una ingenua, pero lo prefiero a ser cínica.

Todo lo que le aconsejo en el párrafo anterior ocurrirá tanto si hace caso usted de mi consejo como si no.Lo que ocurre es que llevará demasiado tiempo y no lo tenemos.
Vd. tampoco.

20 comentarios:

Genín dijo...

¿Donde hay que firmar para suscribir lo que dices?
Ha flecos a señalar, claro, porque yo si voto.
Por otro lado como tengamos que comprar euros con pesetas devaluadas para pagar la deuda, estamos bien jodidos, digo yo que a lo mejor ahora NO nos convendría mas salir del euro hasta pagar la deuda, pero es igual, esta Unión va a durar bien poco, así que para el tiempo que nos queda en el convento...
Besos y salud

Temujin dijo...

En su mayoría comparto el texto, lo que no tengo claro es lo de las pesetas, no creo que sea el mejor momento y tampoco creo que vayamos a una Depresión porque ya lo estamos, solo falta ver cuanto dura, cada día esta más cerca su fin, eso es obvio y así es mi visión prefiero ver que el fin esta cerca, más cerca hoy que ayer.

marcela dijo...

Genín, es mejor declararse en quiebra. España fue el primer país de Europa en declararse en bancarrota hace muchos años. Pero pagar, y pagar y pagar, es un sin vivir. Además siguen dando alos mismos. O que dejen de endeudarse o que paguen los que han hecho el agujero.
Besos y salud.No tenemos que comprar euros, tenemos que pasar a nuestra pesetita de siempre, de cuando el café costaba 100 pesetas y no 200.

marcela dijo...

Temujin, todavía no estamos en la llamada depresión en economía, nos queda un pasito. estamos en la depresión política,moral,personal etc.
Yo como tú prefiero verlo cerca, porqu es imposible con seis millones de parados, y 950.000 billones de deuda, pagarla.
Está la cosa preocupante por todos los frentes.
Un abrazo

Temujin dijo...

¿950.000 billones de deuda?

Genín dijo...

Ya, pero los euros que debemos los tendremos que pagar con pelas si estamos fuera del euro, por tanto seria lo mismo que comprar euros con pelas para devolver los euros que debemos ¿No?, en fin reconozco mi ignorancia, pero se pone uno a temblar, mas que nada por mis nietos que no tienen culpa de nada...
Besos y salud

Temujin dijo...

Genin,el otro día leí que la mayor parte de la deuda también estaba referenciada en pesetas, cosa que nos beneficia y que por lo tanto impedirá que nunca volvamos a la peseta. No me acuerdo donde, si lo encuentro lo pongo...

marcela dijo...

Temujin, sí 950.000 millones de euros.
Eso de devolverlo está en el aire, mientras no tengamos un gobierno como el americano que le da a la máquina y hace dólares como churros. Aún así también tienen problemas pero lo que importa es el paro.
Y esto ha sucedido hoy mismo. Hace unas horas:

Lección al BCE: el Banco de Japón fuerza la máquina de hacer billetes para acabar con 20 años de crisis
Todo o nada. Japón duplicará en dos años la cantidad de dinero existente en su economía y mantendrá el déficit público en el 10% del PIB, una apuesta de alto riesgo con la firme intención de poner fin a casi dos décadas de estancamiento. El mayor estímulo de la historia supone un experimento sin igual que servirá para cuestionar o reivindicar la política del BCE.

Temujin dijo...

Marcela, habias puesto BILLONES... nada más. Y si tienes razón, pero si sacamos la maquina de hacer dinero este pierde valor y el que cobra la deuda (en este caso Alemania) se mosquea, ademas provoca inflación y a eso los alemanes, por razones históricas evidentes, le tienen tirria...
La Maquina de hacer dinero esta bien, pero también estaría bien "gastar la munición" de forma adecuada, que de eso se habla poco en profundidad...
Un saludo.

marcela dijo...

Son tantos los millones que me confundo, pero la deuda es lo que arruina, no hace falta ser un gran economista para saberlo. Si en una casa se despilfarra durante años, y se van endeudando porque les prestan, terminarán en la calle.
El problema fue por qué había tanto dinero y se prestaba sin mirar riesgos.Pero el austericidio tampoco es la solución.
Sigo pensando que habrá rescate.

Blue dijo...

Bien dicho, Marcela. Esta carta habría que publicarla en algún sitio.
Me gusta la conclusión final: si vamos a llegar al mismo sitio de mala manera, mejor hagámoslo bien.
En fin, nadie escucha.

Un beso.

India dijo...

Y si la pasamos a papel y se la hacemos comer? :D Duermo poco y me entra el siroco drástico jejeje
Achuchones

marcela dijo...

Blue, es una carta obvia, pero hay que descargar adrenalida por algún lado. Soy la solitaria multitarea de los blogs y redes sociales. Ya llegará el día que me desenganche y me ponga a pasear por el bosque.
Gracias, amiga.

marcela dijo...

India, es que nos han cambiado los bioritmos con el cambio de hora, ayer me dormí a las cuatro,y eso que estuve andando dos horas.
Bueno, es mudo, sordo, ciego y tonto. Pero no solo él sino todos los que pululan en los arededores del poder. Se creen listos porque les dejamos.
Achuchones.

Frankie dijo...

Bueno, mandarle una carta a un autista es una invitación a la decepción y a la negación por su parte. Es, además, un autista acobardado que tiene que hacer sangre porque se lo piden de afuera. Qué triste eso de presidir la pura impotencia en forma de nación. Y que malo que te presida.

Besos.

marcela dijo...

Frankie querido, yo soy así, sé que es decepcionante, pero más decepcionante es saber que vendrán más años y nos harán más malos, que decía el poeta.
Un beso,gracias por tu visita.

Kez dijo...

Querida Marcela:

Usted escribe, quiero decir que usted piensa, pero se le escapa un detalle, que el presidente autista no piensa, ni escribe, solamente rebuzna, y solamente escucha rebuznos, que luego aplica en forma de reformas.

No te va a entender, pero no por autista, sino por burro.

Sin más que argumentar, me despido atentamente,

marcela dijo...

Querido Kez, los burros rebuznan y sé que nuestro presidente ni eso, por lo tanto. libero un poco de bilis y paso cinco minutos entretenida.
gracias por tu visita.

observando el mundo dijo...

Con el autista que es le va a ser difícil entender un razonamiento, tu razonamiento... cualquier razonamiento....estamos perdidos!!!

La mano negra dijo...

No leerte es un lujo fuera de mi alcance. Me quedan horas.