martes, 8 de mayo de 2012

todo es por nuestro bien



Jean Baptiste Colbert, estadista francés del siglo XVII, decía que el arte de la tributación consiste en desplumar al ganso para obtener la mayor cantidad de plumas con el menor número posible de graznidos.


Casi todos los animales cazan a sus presas atacando en línea recta, bien persiguiéndolas abiertamente hasta darles alcance o bien esperando escondidos para abalanzarse, por sorpresa, sobre ellas. Las arañas no. Elaboran telarañas totalmente integradas al medio sobre el que las tejen, hiladas según delicados diseños y provistas de una sustancia pegajosa que les sirve para atrapar y retener a sus víctimas, para las que constituyen una trampa mortal. Hilar para construir una teleraña les representa un gran desgaste de energía, debido a la gran cantidad de proteínas requeridas, en forma de seda. Pero una vez tejida la tela, misión cumplida. Las arañas no necesitan cazar. Tan sólo esperar, mientras se balancean pacientemente en su sedosa y mullida hamaca, a que algún incauto caiga en los apenas visibles hilos de su red. Y todo ello de una forma muy eficiente, sin necesidad de malgastar energía cazando. No obstante, con el transcurso del tiempo, la seda pierde adhesividad y se torna progresivamente más ineficiente para capturar presas, por lo que han de hacer labores periódicas de mantenimiento y mejora de la estructura, lo que constituye para ellas una especie de entrenamiento y entretenimiento que las mantiene alerta y "en forma".


Cuando aterrizó la crisis-sin avisar-, y sin que le dieran pista libre esos controladores aéreos (están en sus nubes) llamados políticos, su primera reacción fue decir que habían fallado los controles, y una de sus primeras ocurrencias fue de inyectar dinero a los bancos. Liberales, socialistas, neo-con, todos estuvieron de acuerdo. Lo raro era que la ideologías parecían que eran diferentes. Eso nos abrió los ojos. Tratándose de percepciones subjetivas, a los que mandan se les permite una gestión sencilla y barata de la confianza en el sistema, fundamentalmente a través de la estrategias de comunicación y la psicología de masas. Rajoy dijo que no iba a hacer nada de lo que está haciendo, y bien que le duele. Gobernar se ha convertido en algo muy duro: tienes que abandonar tus creencias, hacer todo el rato lo que no te gusta, masacrar a los ciudadanos te voten o no, además de repetir machaconamente que es lo mejor para España y los españoles. Me declaro marciana.


Para lograr esta sarta de locuras en la que llevan metidos muchos años, cuentan y han contado con la inestimable ayuda de los medios de comunicación, que comunican ideología de sus propietarios y cuentan y no acaban esas cosas de "la democracia y los partidos son muy necesarios". Para lograr que todos los que pagabamos impuestos sigamos pagando sin derecho a "regulación de impuestos" al 10%. Cuentan para ello con los ingredientes tradicionales: Cortar realidad, pegar intereses, deformación y saturación informativa, algo de credulidad, mimada mansedumbre y una buena dosis de marketing relacional.
Añádase una pizca de imaginación creativa para que la propaganda resulte seductora y elegante, y ya está vestido el muñeco, listo para otra inyección de "sería un desastre la quiebra de la Bankia".
Ayer otro banco se ha visto necesitado de money en Spain. Se sabía, pero ni siquiera la empresa que cobraba por auditar las cuentas se atrevía a decirlo. Siguen empeñados en meter mano en nuestros bolsillos aquellos que no regularon y controlaron el sistema es decir: los políticos.
¿Quién nos paga a los autónomos, a los parados, a los pensionistas, a tantos otros que no fuimos o vamos rápidos a la Moncloa a solicitar mucha, pero que mucha pasta ? Tenemos mucha paciencia, pero llegará un momento que nos cansaremos.


Los jóvenes no tienen trabajo, no tienen expectativas y además son los que van a pagar en el futuro la barra libre de "pasta para los que la tienen".
Llegará el momento de las calles llenas de protestas, de no creer en los políticos, llegarán momentos malos y nos harán más malos.
Y por cierto, el dinero de todos es un dinero que parece de nadie.
Y encima se lo gastan en relojes ostentosos, en chicas de alterne, en bares, en amiguitos queridos. Y eso que se dicen conservadores....
Pero bueno, a Francia ha llegado Hollande y todos los que abrazaban a Sarkozy, se han apresurado a echarse en brazos de un socialista que ha dicho que va defender el estado de bienestar. Lástima que las promesas electorales caducan el mismo día que acaban las elecciones.


Fotografía: Instalación de realismo político: bipolaridad muy cohabitada. Apostar quién es uno y otro.

11 comentarios:

Temujin dijo...

Hollande, más que socialista es frances, tiempo al tiempo.
De lo otro, la manipulacion mediatica, el engaño, la mentira y la casta politica que sufrimos, mejor no hablar..

c c Rider dijo...

Para empezar habría que cambiar el término “inyecciones” pues no creo que un banco, sea un paciente de un hospital. Habría que cambiar mucha terminología enunciada ilógicamente con la intención de hacer “neurótico” al ciudadano. Remiten a un empezar continuo y con un para nosotros “esto va a explotar” pero lo hará más tare de lo que creemos. Tal vez cuando tengamos instalados el microchip. Para cambiar esas terminologías necesitamos interpretaciones como las que nos sueles regalar. Que van desde un exterior hasta la realidad, la épica frustrante, pues esa búsqueda de sentido, recusatoria, va en contra de muchos errores o redes mortales que nos rodean. Parece que nadie cree en ese tejido que atrapa nuestras economías, pues forma parte desgraciadamente de nuestros bolsillos pero nada se encuentra en el lugar que debiera. Las arañitas se alimentan de nuestros bolsillos y las leyes de la dinámica, deberían impulsar no sólo a la gente joven, a ir a algún pleno de su ciudad para entender aquello más complejo, formado de lo simple. El capital es un elemento viciado, le damos total impunidad y nos dice “¡El estado sois vosotros!”…esta pobreza social, de la que se aprovecha el hilo…

es muy, muy jodido

Genín dijo...

Los franceses son valientes, el Sarko no logró atemorizarlos hablandoles del monstruoso ZP y de como dejó a España.
Bueno, los gabachos ya tienen "dos Francias", no íbamos a ser los únicos nosotros, que tengan suerte, que la tengamos todos.
De momento otro porrón de nuestro dinero que le van a dar a Bankia mientras a nosotros nos siguen desvalijando...
Me tiene curioso el saber hasta donde tenemos capacidad de aguante...
Besos y salud

Anónimo dijo...

no te olvides que las arañas se comen a sus crías en cuanto nacen. he visto como salen despavoridas, sabiendo lo que les va ha pasar si no huyen al nacer.

Blue dijo...

No sé si llegará "el momento". Por ahora lo que se ve es que vamos languideciendo sin protestar o bien decidimos irnos.
El mantenimiento de la telaraña no lo descuidan, no.
Mmm...no sé quien es quien pero el que mejor se mece es el de ariba, ja,ja.
Besos.

Frankie dijo...

En esta semanita me entró la histeria y saqué la pastita de Bankia. Nunca había vivido momentos así y ahora comprendo esa maldición china tan sutil: "Ojalá vivas tiempos intelesantes, jiji".

Pues sí, no cabe duda de que con el paso de los años se contemplará estos añitos del copón en forma de lecciones de historia en alguna clase. Mientras tanto, Marianico nos masacra cada viernes "por nuestro bien", como dices tú.

Besos, Marce

India dijo...

A la parejita de la foto dicen que les pusieron el "Let it be", y nosotros querríamos escuchar el "Yesterday" ya sabes, por aquello de all my troubles seemed so far away. Now it looks as though they're here to stay. Oh I believe in yesterday... comentario chorra traido a cuento por Beatle car y Beatle music... debo estar en fase locura inminente.
Achuchones

Frankie dijo...

India, tú no estás loca, no hagas caso de lo que dicen, jajajajajaaj. Lo que sucede es que estás viviendo un boom melómano en tu interior (tooomaa, supéralo)

India dijo...

Canta! canta! que alegra tu alma!... dicen que hay una canción para cada ocasión, y lo mejor! es que cada uno tiene una canción para cada ocasión! fititú la de canciones que suma eso!... jomío, si es que cantando parece que la rabia interna se aplaca, que no digo que sea lo que mole... pero si no puedes reconducirla hacia un móvil concreto y se te queda dentro, el boom puede ser onomatopéyico jajajajjaa
(Tú estás tan pa'llá como yo, Frankie, que lo sepas jijijijiji)

Gata Chopada dijo...

(Leonarda, borra este comentario después de leerlo y ponme una "h" que te ha saltado delante de esa "a" de: "a Francia "ha" llegado Hollande", que te quiero enlazar por esos mundos de Dios y tienes que ir alicatada)

marcela dijo...

Gata Chopada, gracias por preocuparte de limpiarme y dar esplendor.Verás que cometo más falta de ortografía que un adolescente callejero, escribiendo en el móvil. No me preocupa, soy una adicta al error, y ni siquiera paso el corrector de textos, escribo como hablo; rápido y confuso. Sin embargo, quizás debería tener un poco de respeto con los que por aquí pasáis, pero bastante hago con ser "meiga económica" de cabecera.
No acierto en la ortografía pero si en el análisis, redacto a bote pronto. Gracias por hacer el comentario, me gusta que vengas y puedes enlazarme y corregirme cuanto te venga en gana.
Un abrazo, te admiro.